Por qué Cristiano Ronaldo nunca lleva botas negras

Por qué Cristiano Ronaldo nunca lleva botas negras

Muchos jugadores tienen algún tipo de superstición. Hay rituales para saltar al campo, utilizar una camiseta de manga corta o manga larga y todo tipo de amuletos. 

Por mucho que busques, no encontrarás ningún partido en el que Cristiano Ronaldo haya jugado con botas completamente negras. Y el motivo no es estético, ¡sino científico! De hecho, tal y como explica el vicepresidente de Nike Footwear, Max Blau, el color de las botas de fútbol nike que usa el portugés influye en su mente. 

En concreto, ha dicho: "Cada jugador tiene un color favorito, y está demostrado científicamente que el color de las botas activa reacciones químicas en la mente del jugador. [...] Por ejemplo, a Cristiano Ronaldo no le gusta llevar las botas negras porque dice que el negro le parece lento y quiere sentirse rápido". 

De esta manera, el portugués cuida hasta el más mínimo detalle para ser el mejor jugador del mundo y poder anotar muchos goles con el mejor calzado deportivo posible y si es de la marca Nike, mucho mejor.

"Es el primero que te va a decir que puede mejorar. Yo pienso que es un tipo increíble pero él te dice: 'Yo puedo mejorar, yo voy a hacer mi parte y quiero que Nike haga la suya'. Y eso te pone mucha presión. Entonces hay que volver con algo que le sirva", añadió sobre el trabajo que hacen junto al delantero del Real Madrid.

Pero esta no es la única manía del portugués. Saltar el último al campo, pisar el césped siempre con el pie derecho y saltar o nunca tocar un trofeo sin haberlo ganado antes, son otras de sus rutinas. 

Muchos jugadores tienen algún tipo de superstición, lo que supone un añadido a la hora de su destreza en el terreno de juego. Hay rituales para saltar al campo, utilizar una camiseta de manga corta o manga larga y todo tipo de amuletos. También, como en el caso de Cristiano Ronaldo, el color de sus botas.

Otros rituales y supersticiones extravagantes

Rakitic siempre ingresa al terreno de juego con su pie derecho, pero en el vestuario es al revés. Tanto la media como la bota izquierda son las primeras para el blaugrana.

La selección argentina contó con un guardameta un tanto curioso. En el Mundial de Italia 90, antes de cada tanda de penaltis, Sergio Goycoechea, tenía la costumbre de orinar en el centro del campo entre sus propios compañeros para que nadie lo viera. Hay que decir, que fue el héroe de dicha selección para llegar a la final.

Otro guardameta, este español, cada vez que es convocado con la selección española tiene la manía de llenar el tanque de gasolina de su coche antes de cada partido. Se trata de Pepe Reina, que además, aparca su coche en la misma plaza.

Leer más
Hacen público el gesto de Cristiano Ronaldo tras la muerte de la madre de un excompañero

El inglés John Terry tiene la misma costumbre que el guardameta argentino citado anteriormente, un ritual relacionado con la orina. Terry utilizó el mismo urinario en los vestuarios del Chelsea FC durante los últimos 10 años en los que estuvo en el club. Del mismo modo que se sentaba en el mismo asiento del autobús, por ejemplo. 

Igual de curiosa es la historia del portero del Spartak de Moscú, Artyom Rebrov, que besa cada poste de su portería antes de jugar y habla con ellos en el transcurso del partido.


Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración