Un hombre estadounidense de 69 años sufre una erección de tres horas por culpa de la COVID-19

Hospitalizado por COVID-19, un estadounidense tuvo una dolorosa erección que duró tres horas. Esta extraña reacción es poco frecuente pero tiene una interesante explicación.

Un hombre estadounidense de 69 años sufre una erección de tres horas por culpa de la COVID-19
Leer más
Leer más

Un estadounidense de 69 años de Ohio fue hospitalizado en el Hospital Miami Valley el pasado mes de agosto tras desarrollar una dificultad respiratoria que le hizo acumular líquido en los pulmones. Entonces dio positivo en la prueba de COVID-19 y su estado respiratorio empeoró, siendo su obesidad un factor comórbido.

Víctima de "priapismo" al dar positivo en COVID-19

En la revista American Journal of American Medicine, los médicos explicaron que, a pesar de la intubación, su estado no mejoró, sino todo lo contrario. Y no tuvieron más remedio que colocarle boca abajo, para facilitarle la respiración. Pero cuando los médicos le dieron la vuelta doce horas después, descubrieron que el hombre tenía una erección.

Este fenómeno, que se llama priapismo, puede ser causado por muchas razones. Para calmar esta erección, los médicos le colocaron una bolsa de hielo en la zona y luego tuvieron que drenar la sangre de su pene con una aguja. El hombre dejó de tener problemas de priapismo, pero murió poco después, al fallarle los pulmones.

¿Una erección causada directamente por COVID-19?

Rápidamente, los médicos sugirieron que esta dolorosa erección que duró tres horas estaba relacionada con la COVID-19. Y la explicación más racional es la siguiente. En muchas personas contagiadas se ha detectado la coagulación de la sangre como una complicación peligrosa. Esta misma coagulación habría provocado coágulos de sangre en su pene.

Aunque esto sigue siendo extremadamente raro, esta historia me trae a la memoria la de un paciente francés de 62 años, hospitalizado en el Centro Hospitalario de Versalles el verano pasado. Entonces tuvo una erección de cuatro horas causada por coágulos negros de sangre. Los casos de priapismo relacionados con la COVID-19 son, pues, poco frecuentes, pero resultan de un fenómeno mucho más común que es la coagulación de la sangre.