Vigila estos 3 elementos de tu coche antes de viajar en invierno

Arranca la carrera de diciembre por aprovechar cada momento para viajar y ahora que aún es posible, reencontrarse con los familiares y amigos que llevamos años sin ver. Sin embargo, el tiempo puede complicarlo.

Vigila estos 3 elementos de tu coche antes de viajar en invierno
Leer más
Leer más

Conducir en invierno puede convertirse en una odisea. A los días más cortos y la noche que llega antes se suman la bajada de temperaturas y sobre todo las inclemencias propias de la estación.

Cuando no llueve, puede haber hielo; o bajar las nieblas. En las zonas de montaña, además se suma a la fiesta de la conducción en invierno la nieve.

Dado que este año se volverá a la movilidad previa, previsiblemente, la DGT alerta de 3 aspectos básicos que hay que mimar si se va a coger el coche esta Navidad o durante todo el invierno.

Así, la Dirección General de Tráfico ha impulsado una campaña basada en las tres D para reducir las probabilidades de sufrir o crear un accidentes en invierno. Veamos cuáles son.

El dibujo de los neumáticos

Las ruedas son el punto de agarre entre el vehículo y la carretera. Si no están en perfecto estado, ponemos en peligro nuestra vida y la de quien se cruza con nosotros.

¿A qué nos referimos con un neumático en mal estado? Lo más evidente es el desgaste. Si no supera la profundidad del dibujo los 1,6 milímetros (sí, la prueba de la moneda), además de correr el riesgo de recibir una multa de 200 euros podrás sufrir un derrape por falta de adherencia con fatales consecuencias.

La distancia de seguridad

Aunque ahora venga a nuestra mente la pandemia, la distancia de seguridad entre vehículos y con otros usuarios de la vía salva vidas. Literalmente.

Piensa en una carretera con mucho tráfico y un choque en cadena y comprenderás por qué es importante que mantengamos la distancia de seguridad: a mayor proximidad, menor margen de reacción en caso de choque.

Si esto no te conmueve, probemos con la cartera: si eres el último en esa cola de vehículos accidentados eres el responsable último y quien pagará los daños.

Asegúrate de mantener una distancia prudencial de al menos 100 metros si las condiciones de circulación son malas o muy malas.

Distancia de frenado

El tercer elemento que hay que tener bajo control cuando se conduce en invierno y con condiciones poco favorables es la distancia de frenado. Muy ligada a la anterior y muy relevante cuando el hielo, la lluvia o la nieve hacen acto de presencia en la carretera.

Ante todos estos fenómenos, se debe tener la precaución de pisar el freno antes y con mayor suavidad. El objetivo es evitar un derrape o que no consiga parar sin chocarse.

¿Notas ruidos como chirridos al frenar? Puede deberse a que los discos se encuentran desgastados y, por lo tanto, no son fiables.

Un conductor pierde el carnet de golpe por culpa de un pique con otro coche Un conductor pierde el carnet de golpe por culpa de un pique con otro coche