La revolucionaria técnica del oro que detecta cualquier tipo de cáncer
La revolucionaria técnica del oro que detecta cualquier tipo de cáncer
Leer más

La revolucionaria técnica del oro que detecta cualquier tipo de cáncer

Los científicos han desarrollado una prueba revolucionaria: a partir de un simple análisis de sangre, es capaz de detectar células cancerosas en solo 10 minutos. De hecho, han identificado un rastreador común para todos los cánceres: la atracción de su ADN hacia... ¡el oro!

Los investigadores del Instituto Australiano de Bioingeniería y Nanotecnología (AIBN) han descubierto un rasgo común a potencialmente todos los cánceres, que permitiría identificarlos de una nueva manera. En diciembre de 2018, revelaron que, debido a su estructura molecular, el ADN de las células cancerígenas se une irresistiblemente... al oro.

La búsqueda de un rasgo común

"Debido a que el cáncer es una enfermedad extremadamente complicada y variable, ha sido difícil encontrar un rasgo que sea común a todas sus variantes pero que sea diferente a la de una célula sana", dice Abu Sina, investigador del AIBN. Para superar estas dificultades, los investigadores se centraron en lo que se conoce como ADN libre circulante: fragmentos de ADN degradado, liberados en el plasma sanguíneo después de que las células cancerosas de los padres hayan muerto.

Analizaron los patrones epigenéticos en los genomas de las células cancerosas y de las células sanas, es decir, observaron los patrones de las moléculas, llamadas metilos, en el ADN de estas células. Los metilos juegan un papel importante porque permiten controlar qué genes están activos o inactivos en un momento dado. Los investigadores encontraron una diferencia crucial entre las células sanas y las cancerosas.

Un fuerte vínculo con el oro

Mientras que los primeros tienen metilos en todo su genoma, en las células cancerosas, los metilos se concentran solo en regiones específicas. Una característica que notaron para diferentes tipos de cáncer. "Prácticamente cada pieza de ADN canceroso que analizamos muestra este patrón altamente predecible", comenta Matt Trau, coautor del estudio publicado en Nature Communications.

Pero estos núcleos concentrados de metilo pueden hacer que los fragmentos de ADN libres en circulación adopten una nanoestructura tridimensional que se adhiere irresistiblemente al oro. Sobre esta base, los investigadores han desarrollado nanopartículas de oro capaces de cambiar de color en función de la presencia o ausencia de estos metilos característicos. Una prueba rápida y eficaz cuyos resultados son directamente visibles a simple vista. Según los investigadores, incluso ha mostrado una tasa de fiabilidad del 90 %.

"Todavía no sabemos si este es el Santo Grial en términos de diagnóstico de cáncer", dice Trau, "pero es un marcador de cáncer increíblemente simple y universal". Además, es completamente accesible y económico, y no requiere un equipo de laboratorio complicado".

El método no es perfecto todavía pero está todavía en su infancia. Por el momento, no nos permite determinar la gravedad del cáncer ni localizar la enfermedad. Pero si los investigadores pueden mejorar su fiabilidad, podría reemplazar muchas pruebas costosas o complicadas en el futuro.

Escrito por Irene M.F.

Sin conexión
Verifique su configuración