Cáncer de vejiga: síntomas, esperanza de vida y tratamiento
Cáncer de vejiga: síntomas, esperanza de vida y tratamiento

Cáncer de vejiga: síntomas, esperanza de vida y tratamiento

El cáncer de vejiga es un tumor que aparece en la pared de la vejiga y es mucho más común en hombres que en mujeres. El tumor maligno más común (90% de los casos) es el carcicoma urotelial .

Definición : cáncer de vejiga

El cáncer de vejiga es un tumor que aparece en la pared de la vejiga. Se trata, después de cáncer del próstata, del cáncer del sistema urinario más frecuente. El cáncer de vejiga es tres veces más común en hombres que en mujeres y aparece, con mayor frecuencia, en personas mayores de 60 años.

La vejiga es un órgano hueco situado en la pelvis, cuya función es almacenar la orina producida por los riñones de forma continua. Se encuentra debajo del útero en las mujeres y justo por encima de la próstata en los hombres. Cuando está lleno, envía un mensaje al cerebro para activar la necesidad de orinar. Durante la micción, los músculos de la pared de la vejiga se contraen para expulsar la orina por la uretra.

Tipos de cáncer de vejiga

Existen varios tipos de cáncer de vejiga en función de su ubicación. El tumor maligno más común (90% de los casos) es el carcicoma urotelial, también conocido como carcicoma de células transicionales (CCT). Este carcicoma puede afectar tanto a la capa superficial de la mucosa como la más profunda (tumor infiltrante).

Otras formas de cáncer de vejiga (carcinoma de la piel, adenocarcinoma) son mucho más raras. En aproximadamente el 10% de los casos, los tumores de desarrollan de forma simultánea en diferentes partes del sistema urinario.

Cáncer de vejiga: síntomas

La presencia de sangre en la orina (hematuria) es el síntoma más común y el indicador de cáncer de vejiga. Por lo general el sangrado se produce al final de la micción y no es necesariamente muy abundante o muy regular. Miccionar durante mucho rato y un color vivo no indica necesariamente un tumor maligno.

La hematuria puede estar acompañada de otros síntomas:

- Deseo frecuente y urgente de orinar

- Dolor al orinar (ardor al orinar)

- Los espasmos en la vejiga

- Infección urinaria recurrente

- El dolor en la parte inferior de la espalda

Si el tumor se ha diseminado a otras partes del cuerpo, pueden aparecer otros síntomas.

Cáncer de vejiga: causas

Existen varios elementos que pueden favorecer el desarrollo de cáncer de vejiga. Más de la mitad de los tumores se atribuyen a fumar en exceso. De hecho, los fumadores habituales son tres veces más propensos que los no fumadores.

Como otros factores de riesgo se incluyen: la exposición prolongada a sustancias tóxicas (productos químicos), especialmente las personas que trabajan en la industria textil, la infección crónica o la toma de ciertos medicamentos.

Cáncer de vejiga: tratamiento

El tratamiento del cáncer de vejiga dependerá de la etapa y el grado del tumor en el momento del diagnóstico. El objetivo desde el primer momento es eliminar el tumor. En el caso de tumores superficiales, la simple retirada del tumor puede ser suficiente; sin embargo, en caso de tumor infiltrado en el músculo de la pared, puede ser necesaria la extirpación de toda la vejiga (cistectomía).

Con el fin de impedir el desarrollo de metástasis y de reducir el riesgo de recurrencia, la cirugía se complementa con la quimioterapia o la radioterapia. Además, para asegurar de que el tumor no vuelve se realiza un seguimiento médico tras el tratamiento.

Cáncer de vejiga: esperanza de vida

La esperanza de vidadel cáncer de vejiga también depende del grado y, sobre todo, de la etapa del tumor. Cuanto más avanzado esté el cáncer, más bajan probabilidades de supervivencia. Del mismo modo, un tumor de tamaño pequeño tiene más probabilidades de ser controlado.

En más del 80% de los casos, las personas que se han operado de un cáncer superficial de vejiga recuperaron la completa normalidad cinco años tras la operación. Esta cifra desciende hasta el 50% en los casos de tumor infiltrante en la pared de la vejiga y hasta el 20% si se ha alcanzado el tejido circundante.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración