El hombre más gordo del mundo deja de serlo al perder 300 kilos y volver a caminar

El hombre más gordo del mundo deja de serlo al perder 300 kilos y volver a caminar

El mexicano Pedro Franco saltó a la fama al convertirse en el hombre más gordo del mundo con sus 584 kilos, pero después de varias intervenciones, es una persona nueva. ¡Ya puede volver a caminar!

La vida de Pedro Franco estuvo ligada a una cama durante más de diez años, se convirtió en una auténtica prisión para él. Y es que con tan solo 17 años, y después de un accidente de coche, Pedro comenzó a engordar sin remedio.

Llegaba a engordar unos 9 kilos por año, hasta que alcanzó los 584 y consiguió ser el hombre más gordo del mundo. Fue en este momento cuando decidió buscar una solución para cambiar el rumbo de su vida. 

Después de someterse a varias operaciones, Pedro Franco ha conseguido perder nada más y nada menos que 300 kilos, aunque el camino no ha sido nada fácil. Ya en el año 2016 tuvieron que utilizar una furgoneta para su traslado por ejemplo, y en el año 2017 tuvieron que cortarle el estómago por la mitad.

Leer más
Se gasta 110.000 dólares en operaciones estéticas y ahora nadie la reconoce

Ahora con 300 kilos menos su vida es totalmente diferente, sobre todo porque ha conseguido volver a caminar y librarse de la cama que le hacía la vida imposible. Además, Pedro consume menos cantidad de medicamentos, por lo que a día de hoy, ha vuelto a recuperar la sonrisa. 

Fuente: upsocl

• Antonio Lucas
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse