Bulimia (bulimia nerviosa): qué es, síntomas, consecuencias y tratamiento
Bulimia (bulimia nerviosa): qué es, síntomas, consecuencias y tratamiento

Bulimia (bulimia nerviosa): qué es, síntomas, consecuencias y tratamiento

La bulimia, tambien conocida como bulimia nerviosa, es un trastorno del comportamiento alimentario frecuente, al igual que la anorexia o la hiperfagia (trastorno por atracón). Una persona bulímica experimenta crisis caracterizadas por un impulso compulsivo de comer. Las formas más extendidas son la bulimia vomitiva y la anorexia bulimia.

¿Qué es la bulimia?

La bulimia forma parte de los trastornos de la conducta alimentaria (TCA), como la anorexia mental o la hiperfagia. Se manifiesta por crisis de bulimia que consiste en un impulso compulsivo e irresistible de comer. Por lo general, tiene como resultado un sentimiento muy fuerte de culpabilidad y de aversión hacia uno mismo. Las mujeres están 20 veces más afectadas que los hombres.

Se distinguen tres tipos de bulimia: la bulimia vomitiva, la bulimia no vomitiva y la anorexia bulimia

Bulimia: síntomas

La bulimia se desarrolla por crisis, caracterizadas por impulsos incontrolables de comer en exceso, totalmente disociada de la noción de hambre. Es el principio de una fase de sobrealimentación donde la persona bulímica muestra una actitud compulsiva con respecto a la comida.

La satisfacción del impulso saciado es reemplazada rápidamente por un fuerte sentimiento de culpabilidad. En el caso de bulimia vomitiva, esta se manifiesta por medio de vómitos después de las comidas, toma de diuréticos y laxantes. A continuación viene un sentimiento de aversión hacia uno mismo, a menudo marcado por las ganas de no volver a comenzar.

Varios signos clínicos son característicos de la bulimia. De esta manera, el paciente muestra una obsesión del control de su peso, un miedo atroz de engordar, una alteración de la percepción de su cuerpo y una baja autoestima. También se observan cambios de humor, aislamiento y una hiperactividad física.

Causas de la bulimia

Las causas de la bulimia son complejas y múltiples. Se trata más a menudo de una convergencia de varios factores. Sobre el plano psicológico, la enfermedad puede ser debida a una falta de autoestima o a un rechazo del cuerpo asociados a un deseo de perfeccionismo y de conformismo.

Al igual que la anorexia, la bulimia puede ocurrir como resultado de acontecimientos personales difíciles como problemas sociales (menosprecio, aislamiento) o familiares (divorcio, duelo…).

Las investigaciones también han demostrado la relación entre la aparición de la bulimia y los factores genéticos, neurológicos o endocrinos.

Consecuencias de la bulimia

Estas acciones efectuadas por una persona bulímica pueden provocar numerosas complicaciones. Los vómitos repetidos pueden provocar una esofagitis (inflamación del esófago) y la erosión del esmalte dental, mientras que la toma de diuréticos y laxantes provoca problemas iónicos y gástricos.

La bulimia también tiene como consecuencias trastornos de sueño, trastornos del ciclo menstrual, problemas cardiacos, diabetes… Desde el punto de vista psicológico, a menudo se observa la aparición de una depresión y de un aumento de los pensamientos suicidas.

La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte
Leer más
La NASA se prepara para enviar un helicóptero a Marte

Tratamiento contra la bulimia

Son necesarios años de tratamiento para poder salir de la bulimia. Toda cura es imposible sin la complicidad del paciente. Las ayudas psicológicas, individuales y colectivas, se llevan a cabo para ayudar a reducir los problemas. La mejor evaluada es la psicoterapia cognitivo-conductual.

Además, los médicos pueden establecer un tratamiento farmacológico. A menudo se prescriben antidepresivos, como la fluoxetina, y ansiolíticos. También es importante encontrar un buen estilo de vida saludable y un régimen nutricional de calidad.

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración