Botulismo (intoxicación alimentaria): síntomas, causa, qué es
Botulismo (intoxicación alimentaria): síntomas, causa, qué es

Botulismo (intoxicación alimentaria): síntomas, causa, qué es

El botulismo es una enfermedad rara causada por la ingestión de una neurotoxina bacteriana (Clostridium botulinum). Existe en varias formas: botulismo alimentario, el botulismo infantil o el botulismo por herida.

Definición : ¿qué es el botulismo?

El botulismo es una intoxicación causada por una neurotoxina bacteriana. Esta toxina, llamada botulínica, es producida por la bacteria Clostridium botulinum y se desarrolla en los alimentos mal conservados.

El contagio de botulismo se produce, principalmente, a través de los alimentos y en forma de intoxicación alimentaria. La enfermedad no se puede transmitir de una persona a otra.

Si no se trata a tiempo, el botulismo es potencialmente letal.

Botulismo: síntomas

El período de incubación del botulismo es muy corto, desde solo unas horas a poco más de un día. Los síntomas suelen ser los mismos para todos los individuos pero pueden ser de intensidad variable:

- Problemas de visión (visión doble o borrosa)

- Boca seca

- Problemas al tragar

- Dificultades en el habla

- Cansancio

- Parálisis muscular, especialmente en la cara, cabeza, pecho y miembros

- Parálisis respiratoria, en los casos más graves

Botulismo: contagio

En función del modo de contagio, se distinguen varios tipos de botulismo:

- El botulismo alimentario: esta es la forma más común de botulismo. La bacteria Clostridium botulinum se desarrolla en alimentos con un bajo nivel de oxígeno y produce toxinas que se transmiten a través de la ingestión. Entre los alimentos implicados se incluyen las conservas vegetales (espinacas, judías verdes, etc.), las conservas de atún o pescado fermentado.

- Botulismo Infantil: se debe a la colonización del intestino de la bacteria Clostridium botulinum. El contagio se produce por la ingesta de miel o de polvo que contiene esporas de la bacteria. El botulismo infantil afecta principalmente a niños menores de un año pero, a veces, puede afectar a los adultos.

- El botulismo por herida: el contagio se produce a través de una herida abierta. Esta es una forma muy rara de la enfermedad que afecta principalmente a las personas que toman drogas por vía intravenosa.

Botulismo: tratamiento y prevención

El tratamiento del botulismo es sintomático. En los casos más graves, pueden ser necesarios unos cuidados intensivos y asistencia respiratoria. La convalecencia puede durar incluso varios meses.

La administración temprana (dentro de las 24 horas después de la intoxicación) de antitoxina puede ayudar a reducir el riesgo de mortalidad. Sin embargo, los antibióticos no tienen ningún efecto sobre la bacteria Clostridium botulinum en los adultos y, por lo tanto, solo se prescriben en los casos de botulismo infantil.

Aunque existe una vacuna contra el botulismo, rara vez se utiliza. De hecho, puede causar efectos secundarios significativos. La mejor prevención es, por tanto, seguir estrictas medidas de higiene.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración