El espacio exterior no es realmente tan oscuro como pensamos

La sonda New Horizons ha captado unas imágenes donde no se ve el espacio exterior tan oscuro como pensábamos. Este hecho inquieta bastante a los astrónomos que ya están investigando sobre el tema.

El espacio exterior no es realmente tan oscuro como pensamos
Leer más
Leer más

Estamos acostumbrados a ver imágenes del espacio exterior de un negro absoluto y completamente opaco. Sin embargo, puede que esto sea una creencia errónea y en el espacio exista más claridad de la que pensábamos.

A partir de las imágenes captadas por la sonda New Horizons de la Nasa ha analizado imágenes del espacio exterior donde se ha eliminado la luz de las estrellas cercanas y de la Vía Láctea. A estas imágenes las han denominado como cielo blanco donde se ven luces de otras galaxias o estrellas pero de forma lejana y con una luz prácticamente imperceptible.

Modificando estas imágenes en profundidad, se extrajo la luz de esas galaxias aún más lejanas y podía observarse cómo el universo tenía luz propia. Un hecho que va en contra de la creencia de que en el espacio exterior domina la oscuridad absoluta.

La contaminación lumínica afecta a la percepción de la oscuridad del universo, por ello al eliminar estas fuentes luz puede comprobarse que hay claridad que proviene de alguna parte.

Los científicos tienen dos teorías, o bien que existen otras galaxias desconocidas o por otro lado, que hay una fuente de luz en el universo que aún desconocemos.

Todavía no hay explicación científica para este suceso aunque ya ha inquietado a muchos astrónomos. Incluso piensan que esto puede estar asociado a la materia oscura.