El Hombre de Cheddar, este antepasado británico de más de 10.000 años, tenía la piel oscura

El Hombre de Cheddar, este antepasado británico de más de 10.000 años, tenía la piel oscura

El ADN del Hombre de Cheddar, el esqueleto más antiguo encontrado en Gran Bretaña, desvela que tenía los ojos azules y el pelo negro. Además, revela que tenía la piel oscura.

Un equipo de investigadores ha conseguido extraer ADN de un esqueleto de más de 10.000 años, el más antiguo descubierto en Gran Bretaña. Apareció en 1.903 en la cueva de Gough, situada en la garganta de Cheddar, en Somerset, y le llamaron Cheddar Man (el Hombre de Cheddar, en español). Un nombre perfecto para un individuo cuyos restos ayudaron a los científicos del Museo de Historia Natural de Londres a reconstruir la historia de los hombres modernos más antiguos de Gran Bretaña.

Análisis del esqueleto.

Leer más
Tutankamón no murió como todo el mundo piensa

Cuando analizaron al Hombre de Cheddar, los científicos del museo tuvieron la suerte de descubrir un ADN especialmente bien conservado a pesar de su edad. "Es poco habitual obtener un ADN con tanta calidad", exclamó Selina Brace, especialista en ADN de restos antiguos y en biología evolutiva. La investigadora agujereó el oído interno del esqueleto para extraer su material genético en forma de polvo.

El equipo también midió el cráneo del Hombre de Cheddar. "Tenía un cráneo particularmente grueso y pesado, y una mandíbula relativamente delicada", destaca Mark Thomas, de la University College de Londres. Gracias al conjunto de informaciones obtenidas, los científicos pudieron crear una modelización de su cara, que desveló rasgos sorprendentes. El esqueleto más antiguo de Gran Bretaña pertenece a un hombre de piel negra.

• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse