Estudiando sus dientes, los científicos descubren la extraña profesión de una antigua mujer egipcia

Al analizar los dientes de una mujer que vivió en el antiguo Egipto, los arqueólogos han hecho un descubrimiento sorprendente: su profesión.

Estudiando sus dientes, los científicos descubren la extraña profesión de una antigua mujer egipcia
Leer más
Leer más

Con este increíble descubrimiento, los arqueólogos fueron de sorpresa en sorpresa. Un equipo de científicos de la Universidad de Alberta (Canadá) analizó los dientes de una mujer que vivió hace 4000 años en el antiguo Egipto. De este estudio, aprendieron mucho más de lo que pensaban.

Como escriben en un informe publicado en la revista Elsevier, hicieron dos descubrimientos sorprendentes. Primero: lesiones "consistentes con la higiene bucal regular". Pero también otras huellas, generalmente producidas por el uso de dientes para cortar cañas.

Traicionada por sus dientes

Es este elemento el que ha causado la sorpresa de los arqueólogos. Según ellos, es la prueba de que esta mujer tenía una profesión singular: era artesana.

En aquella época, el junco se utilizaba mucho para fabricar cajas y cestas, pero también zapatos, cuerdas, papiros o incluso alfombras para las distintas ceremonias funerarias.

Pocas profesiones estaban abiertas a las mujeres

Y, en el antiguo Egipto, la profesión de artesano estaba más reservada a los hombres. "Basándose en los textos y las pinturas funerarias, los expertos afirman que solo siete profesiones estaban abiertas a las mujeres en el antiguo Egipto", afirman los científicos.

En general, las mujeres de la época solían ser sacerdotisas, cantantes, bailarinas o comadronas. Por ello, las actividades manuales, como la artesanía, estaban más bien reservadas a los hombres.