Apnea del sueño: síntomas, tratamientos, consecuencias y causas
Apnea del sueño: síntomas, tratamientos, consecuencias y causas

Apnea del sueño: síntomas, tratamientos, consecuencias y causas

La apnea del sueño es un trastorno del sueño que se caracteriza por paradas respiratorias involuntarias. Su tratamiento se basa en la utilización de un dispositivo llamado CPAP que permite mantener una respiración normal durante el sueño.

Definición: ¿qué es la apnea del sueño?

La apnea del sueño es, por definición, un trastorno del sueño que se caracteriza por interrupciones involuntarias de la respiración durante el sueño. A veces también se llama síndrome de apnea hipopnea obstructiva del sueño (SAHOS).

Estas interrupciones respiratorias duran de media entre 10 y 30 segundos y pueden repetirse hasta cientos de veces por noche. Están causadas por un bloqueo completo (apnea) o parcial (hipopnea) de las vías respiratorias superiores en la parte posterior de la garganta. Entonces el cuerpo se da cuenta de que le falta oxígeno y la persona se despierta brevemente para recuperar el aliento. Hablamos de «micro-despertar».

La apnea del sueño es un trastorno muy frecuente. De hecho, afectaría aproximadamente al 5% de la población, de los cuales la mayoría son hombres.

Síntomas y consecuencias: ¿cómo reconocer la apnea del sueño?

Los síntomas de la apnea del sueño son el resultado de una mala calidad del sueño. De esta manera, se observa en las personas afectadas, una fatiga importante desde que se despiertan (astenia), una somnolencia diurna, irritabilidad, disminución de la libido y dolores de cabeza.

Durante la noche, como consecuencia de la apnea del sueño, las personas se pueden ver afectadas por ronquidos importante, una reanudación ruidosa de la respiración, un sueño agitado y no reparador, sudores nocturnos y en algunos casos, por ganas frecuentes de orinar.

Causas y factores de riesgo de la apnea del sueño

La causas más importante de la apnea del sueño es la obesidad. De hecho, esto puede causar depósitos de grasa en la parte posterior de la garganta que obstruye el conducto aéreo. Antecedentes quirúrgicos, alergias o particularidades genéticas también pueden estar en el origen de este bloqueo.

La edad (entre los 45  y los 65 años), el sexo, (los hombres se ven más afectados que las mujeres), así como el consumo excesivo de alcohol, tabaco o medicamentos, son factores que hay que tener en cuenta.

Diagnóstico y tipos de apnea del sueño

Una persona afectada por la apnea del sueño no necesariamente se da cuenta de los problemas que sufre. En caso de sospecha, el médico puede confirmar el diagnóstico de la apnea de sueño con la ayuda de grabaciones de la actividad nocturna (electrocardiograma, movimientos respiratorios, actividad cerebral…) efectuadas a domicilio o en centros especializados.

La gravedad de la apnea del sueño se mide por el número de apneas o (hipopneas) por hora de sueño. Esto es lo que se conoce como el índice de apneas por hora o IAH. Entre 5 y 15, se considera que la apnea del sueño es ligera. Entre 16 y 30, la apnea del sueño es moderada, mientras que hablamos de apnea de sueño severa, si el IAH es superior a 30.

Tratamiento de la apnea del sueño

La apnea del sueño tiene fácil tratamiento. Por lo general, se basa en la utilización de un dispositivo respiratorio, un aparato que permite dormir bien por la noche, el CPAP (Continuous Positive Airway Pressure). Se trata de una máquina que suministra aire a presión de manera continua a través de una máscara para mantener las vías respiratorias abiertas en la garganta. También se pueden proponer otras alternativas, como la cirugía o los dispositivos bucales.

Recrean la cabeza de un perro de 4000 años gracias a un cráneo prehistórico
Leer más
Recrean la cabeza de un perro de 4000 años gracias a un cráneo prehistórico

Si no se trata, la apnea del sueño puede tener graves consecuencias, como un aumento del riesgo de enfermedades cardíacas, hipertensión arterial, accidentes cerebrovasculares, infartos, disfunciones sexuales o diabetes del tipo 2.

Apnea del sueño en bebés y niños 

La apnea del sueño, afecta a los bebés y a los niños en un 2% de los casos. Muchos niños con el síndrome de apnea del sueño tienden a tener las amígdalas y los adenoides más grandes. Lo más adecuado es, en un primer momento, consultar al pediatra. El modo más común de tratar el apnea del sueño es extraerle las amígdalas y los adenoides al niño. 

 

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración