Antihistamínico: antihistamínico natural, alergia, alcohol, tipos
Antihistamínico: antihistamínico natural, alergia, alcohol, tipos

Antihistamínico: antihistamínico natural, alergia, alcohol, tipos

Por lo general, los antihistamínicos son medicamentos administrados en el cuadro de los tratamientos alergénicos. Sin embargo, existen dos tipos que no hay que confundir. Pero, ¿qué son exactamente? Y, sobre todo, ¿cómo funcionan? Pequeño resumen sobre estos medicamentos.

Definición: antihistamínico para las alergias

Un antihistamínico es un medicamento que tiene como objetivo reducir o eliminar los efectos de la histamina. La histamina es un mediador químico secretado por el organismo, especialmente durante las reacciones alérgicas. Su principal función es destruir las sustancias extrañas, pero la molécula también interviene en otros procesos.

El antihistamínico es eficaz contra algunos síntomas de la crisis alérgica, entre los cuales, los picores, la secreción nasal, los ojos llorosos, los estornudos… Sin embargo, en ningún caso es eficaz sobre el asma. Los antihistamínicos son medicamentos que tratan los síntomas de las alergias y se pueden encontrar en numerosos formatos: píldoras, cápsulas,tabletas...

Antihistamínicos: tipos

Los antihistamínicos son inhibidores de los receptores de la histamina. Por consiguiente, la producción de histamina no se altera, pero los receptores específicos para esta molécula se bloquean, lo que les impide actuar.

Sin embargo, existen dos tipos de antihistamínicos, los antihistamínicos H1 y H2. No hay que confundirlos, ya que los objetivos farmacológicos de estos medicamentos son diferentes.

-    Los antihistamínicos H1 tienen como objetivo los receptores H1, situados en todo el cuerpo, para luchar contra los fenómenos alérgicos. Están indicados en el tratamiento sintomático de las rinitis alérgicas estacionales (fiebre del heno, urticaria, conjuntivitis alérgica, etc.). Tienen un efecto especialmente dilatador sobre los vasos sanguíneos. De esta manera, impiden las reacciones edematosas.

-    Los antihistamínicos H2 actúan sobre los receptores H2, principalmente situados en la mucosa gástrica, en el estómago. Se utilizan en los trastornos relacionados con la úlcera de estómago y de duodeno, así como en caso de reflujo gastroesofágico y sirven para disminuir la acidez gástrica. En cambio, los antihistamínicos H2 sólo presentan un efecto limitado en el tratamiento de las reacciones alérgicas, pero pueden estar indicados en el tratamiento de algunas patologías atópicas, como la urticaria crónica.

Es importante saber que los antihistamínicos solo son un tratamiento sintomático, por lo tanto, no actúan sobre la causa de la alergia, a diferencia de la desensibilización (tratamiento curativo de la alergia).

Antihistamínicos y alcohol

Hay que tener cuidado entre las mezclas de antihistamínicos y alcohol. Estos medicamentos pueden provocar somnolencia, y con la mezcla del alcohol se vería aumentado.

Recrean la cabeza de un perro de 4000 años gracias a un cráneo prehistórico
Leer más
Recrean la cabeza de un perro de 4000 años gracias a un cráneo prehistórico

Antihistamínicos: efectos secundarios

Es conveniente preguntar a un médico dependiendo de los antihistamínicos, cuales pueden ser sus efectos secundarios. Sin embargo, citamos a continuación, algunos de los cuales pueden incluir estos medicamentos: 

- Mareo.

- Resequedad en la boca.

- Falta de apetito.

- Disminución de la visión.

Antihistamínicos naturales 

Para las personas que prefieren los antihistamínicos naturales y sin receta, deben empezar por consultar a un médico antes de poner en práctica cualquier remedio casero. El vinagre de manzana es una anthisitamínico natural, al igual que las ortigas, el huevo de codorniz y la quercetina. 

Escrito por Macarena Simal
Última modificación
Sin conexión
Verifique su configuración