Una estadounidense encuentra una serpiente de dos cabezas en su jardín
Una estadounidense encuentra una serpiente de dos cabezas en su jardín
Una estadounidense encuentra una serpiente de dos cabezas en su jardín
Leer más

Una estadounidense encuentra una serpiente de dos cabezas en su jardín

Una mujer ha hecho un descubrimiento muy extraño en su jardín en el estado de Virginia, Estados Unidos: una serpiente de dos cabezas y un solo cuerpo.

Imaginad el susto que se llevó esta mujer, originaria del estado de Virginia, Estados Unidos, cuando se disponía a podar sus arbustos. No encontró una simple serpiente, o a la anaconda gigante, sino una con dos cabezas procedentes del mismo cuerpo. Aunque se trata de una especie muy común en Estados Unidos, el mocasín cabeza de cobre, este ejemplar es muy singular.

Es muy pequeña, solo mide quince centímetros y, probablemente, solo tenga unos quince días de vida. En ese momento, su régimen alimentario estaba constituido únicamente por insectos.

Dos cabezas completamente autónomas

El centro de la vida salvaje de Virginia (Wildlife Center of Virginia) recibió la visita del pequeño reptil y aprovechó para llevar a cabo algunas pruebas, principalmente, radiografías. Estas últimas confirmaron que la serpiente presenta dos cabezas, dos cerebros, dos tráqueas y dos esófagos. Por el contrario, cuenta con un solo corazón y un solo par de pulmones.

Las pruebas también confirmaron que ambas cabezas son capaces de atrapar y engullir presas. Y es ahí donde reside el problema. Ambos sistemas no son exactamente idénticos, dado que la parte derecha parece tener un esófago más desarrollado. Sin embargo, es la cabeza izquierda la que parece estar al mando: se muestra más activa y reactiva ante los estímulos.

"Si nos basamos en su anatomía, sería mejor que fuera ese lado el que comiera, pero la cabeza izquierda parece ser más dominante", confirma el personal del Wildlife Center. Los casos de bicefalia (dos cabezas) suelen estar relacionados con una anomalía producida durante el desarrollo.

Especímenes vulnerables en la naturaleza

Tales especímenes son especialmente vulnerables en la naturaleza, dado que cada uno de sus cerebros funciona de manera independiente, y una podría tener ganas de echarse una siesta mientras que a la otra le gustaría cazar. Y cuando se trata de huir de un depredador, las estrategias que adoptan rara vez están coordinadas. Además, no es muy común encontrar serpientes de dos cabezas vivas porque ambas cabezas pelean constantemente para decidir cuál se comerá a la presa.

No obstante, aunque se encuentren en peligro en la naturaleza, tienen una esperanza de vida normal en cautividad, cuando se encuentran protegidas y se alimentan sin tener que cazar. Ese es concretamente el caso de un espécimen de dos cabezas de Elaphe, una serpiente de la familia de las culebras, que se aloja en el Museo de Historia Natural de Mississipi desde 2003. Hace poco, un habitante de Croacia se llevó una sorpresa al descubrir un espécimen parecido.

Por ahora, un herpetólogo local especialista en víboras mima a esta serpiente. Si logra sobrevivir, deberán trasladarla a otra estructura, según el Wildlife Center of Virginia. Lo cual no ha disuadido a muchos coleccionistas de tratar de comprar a este espécimen tan escaso como fascinante.

Escrito por Peris Martínez Irene

Sin conexión
Verifique su configuración