Una criatura mitad pez mitad paloma es capturada en China

Una criatura mitad pez mitad paloma es capturada en China

La naturaleza nunca deja de sorprendernos, ahora resulta que en China han pescado nada más y nada menos que al primer pez paloma. ¡Descubre más sobre el extraño animal!

El fondo de los océanos es un territorio que está aún por descubrir, es por eso que cuando aparece una nueva criatura nos sorprendemos tanto. Muchas veces ni los propios científicos logran en determinadas ocasiones explicar cuál es su origen o de que especie se trata.

Criaturas marinas muy extrañas

No son pocos los casos de criaturas extrañas que han aparecido en los últimos tiempos. En una playa de Australia, una mujer que paseaba con su perro, se topó con una extraña criatura varada en la orilla, y lo sorprendente del caso es que no tenía ojos. Algo muy similar ocurrió en Malasia, cuando un pescador también encontró un pez nunca antes visto y el cual no tenía ojos.

En ambos casos sigue sin saberse a ciencia cierta de qué clase de animal se trata, aunque del animal australiano, el Departamento de Medio Ambiente de Queensland piensa que se trata de un hígado de tiburón

También en Taiwán se documentó un caso de otro extraño animal  que saltó a la prensa a nivel mundial. Los medios británicos fueron los primeros en conocer este hallazgo de lo que en un primer momento parecía un plástico que tenía vida propia. No hay que decir que el vídeo enseguida corrió como la pólvora en las redes sociales.

Muchos no tardaron en señalar que se trataba de un extraterrestre, pero una de las respuestas más coherentes que se dieron a la opinión pública fue que estábamos ante algunos gusanos parasitoides enredados

Animales extraños en España

No hay que cruzar el charco para encontrarnos con criaturas de este tipo, en España también se han conocido casos similares. Uno de esos descubrimientos fue cuando un grupo de científicos españoles se toparon con un animal marino en el Mediterráneo, se trataba de un tiburón de dos cabezas

Se trataba de un escualo de la familia Galeus atlanticus, que no solo tenía dos cabezas, sino que también contaba por partida doble de corazón, estómago e hígado, pero un solo cerebro. En definitiva, eran dos tiburones en uno

• Javier de la Rosa
Leer más