Trisomía 21: ¿existe el síndrome de Down en los animales?
Trisomía 21: ¿existe el síndrome de Down en los animales?
Leer más

Trisomía 21: ¿existe el síndrome de Down en los animales?

Te explicamos si los animales pueden presentar el trastorno genético de la trisomía 21 y qué enfermedades genéticas existen en los animales.

En los últimos años, corren por las redes sociales fotografías de perros y gatos que parecen padecer Síndrome de Down. Pues tenemos que decirte que el síndrome de Down solo se da en los seres humanos. Te explicamos el por qué.

¿Por qué solo el ser humano padece la trisomía 21?

La trisomía 21, lo que se conoce comúnmente como Síndrome de Down, es una alteración genética que se produce  exclusivamente en los seres humanos. Nosotros poseemos 23 pares de cromosomas, que están formadas por ADN y proteínas y que contienen la información genética. Pues bien, el Síndrome de Down es una alteración del par de cromosomas número 21: en lugar de haber dos cromosomas, existen 3, de ahí que a la enfermedad se le denomine trisomía 21.

Por esta razón, los animales no pueden tener Síndrome de Down, ya que cada animal posee un número diferente de pares de cromosomas y las alteraciones genéticas se producen en otros pares diferentes al del ser humano. Por supuesto, existen alteraciones genéticas en los animales, como por ejemplo en los ratones de laboratorio donde la trisomía se produce en el cromosoma 26, pero nunca podrán padecer Síndrome de Down.

¿Por qué es raro ver perros y gatos con alteraciones genéticas?

La naturaleza siempre se ha dicho que es sabia y, aunque los humanos creamos que es cruel y que causa enfermedades desastrosas o misteriosas como la recién descubierta en África, intenta siempre eliminar a los especímenes más débiles. En el caso de las enfermedades genéticas, la naturaleza sigue su principio de selección natural complicando así la supervivencia de animales que tengan algún tipo de afección. Por ejemplo, normalmente las madres suelen eliminar o abandonar a alguna cría que tenga algún tipo de alteración genética.

Se han dado algunas excepciones, como el de una hembra de chimpancé en Tanzania, que cuidó a su cría que padecía un trastorno genético. Esto llevó a los científicos a analizar el caso y a realizar estudios que ofrecen nuevas perspectivas sobre la evolución del ser humano respeto a la asistencia social.

¿Y qué ocurre entonces con las fotos de animales con anomalías genéticas?

Como ya dijimos, existen alteraciones genéticas pero en diferentes pares de cromosomas. Los animales que existen ahora con estas anomalías, simplemente presentan una trisomía que afectan a cromosomas con información sobre la forma de algunas partes de cuerpo. Así, existe el famoso tigre blanco que tiene el morro más aplastado de lo normal.

Cabe decir, que muchas veces las anomalías en animales se producen por la acción del hombre, ya que intentan cruzar especies o casos especiales, como animales albinos o cruces entre hermanos, que producen crías con afecciones. Estas afecciones originan enfermedades que casi siempre acaban con la vida de estos animales.

Una vez más, parece que la naturaleza y el ser humano no se entienden. Esperemos que no la tome con nosotros.

Escrito por Marta A
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración