Salva un bebé elefante atropellado por una moto gracias a un masaje cardíaco (VÍDEO)
Salva un bebé elefante atropellado por una moto gracias a un masaje cardíaco (VÍDEO)
Salva un bebé elefante atropellado por una moto gracias a un masaje cardíaco (VÍDEO)
Leer más

Salva un bebé elefante atropellado por una moto gracias a un masaje cardíaco (VÍDEO)

En Tailandia, un experto en salvamento con 26 años de experiencia, ha logrado la proeza de resucitar a un elefante atropellado por una motocicleta, mediante un simple masaje cardíaco.

Fue una escena bastante surrealista que tuvo lugar en el corazón de la provincia de Chanthaburi, Tailandia, este domingo 20 de diciembre. Según informa la agencia de noticias Reuters, Mana Srivate, un socorrista experimentado, logró revivir a un elefante bebé atropellado por una motocicleta mientras cruzaba una carretera con un grupo de paquidermos. El vídeo de su exitosa intervención se volvió viral rápidamente en las redes sociales.

Por primera vez en 26 años

Le llamaron pidiéndole ayuda el domingo por la noche, cuando no estaba de servicio, y el hombre corrió allí para tratar de revivir el corazón del animal con un masaje cardíaco. Como se muestra en un vídeo capturado de ese instante, y que rápidamente se volvió viral en Tailandia el lunes, Mana usa ambas manos para comprimir el pecho del bebé elefante, acostado de costado, mientras sus colegas se hacen cargo del motociclista, involucrado en el accidente, mareado y herido, pero cuyo pronóstico era de gravedad.

Después de unos 10 minutos de esfuerzo, el elefante se recuperó y fue transportado a otro lugar para recibir tratamiento, antes de finalmente ser devuelto al lugar del accidente con la esperanza de recuperar su madre. Una verdadera hazaña para el entrenador, sobre todo porque era la primera vez en 26 años que un hombre realizaba un masaje cardíaco en un animal así.

Ayudado por un clip visto en línea

"Pensé dónde se ubicaría un corazón de elefante basado en la teoría humana y un vídeo musical que vi en internet", comentó Mana Srivate después de su resonante hazaña: "Cuando el bebé elefante comenzó a moverse, casi lloro".

"Es mi instinto salvar vidas, pero estaba preocupado todo el tiempo porque escuché a la madre y los otros elefantes llamar al bebé", concluyó el héroe de la jornada. Mejor aún: de vuelta al lugar del accidente, los otros elefantes de la manada reaparecieron rápidamente, guiados por los gritos del bebé, que pudo así unirse a su familia. Bien está lo que bien acaba.

Una hermosa historia que, sin embargo, no debe hacernos olvidar que a pesar de la santidad del animal en Tailandia, muchos elefantes "turistas" siguen siendo maltratados en el país. En junio, las impactantes imágenes reveladas por una ONG arrojaron luz sobre la situación cada vez más complicada de estos paquidermos.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración