Las tortugas siamesas de Cuba atraen todas las miradas
Las tortugas siamesas de Cuba atraen todas las miradas
Las tortugas siamesas de Cuba atraen todas las miradas
Leer más

Las tortugas siamesas de Cuba atraen todas las miradas

Unas tortugas siamesas nacidas en Cuba están llamando la atención de todo el mundo. Estas cuentan con dos cabezas, seis patas y un caparazón, eso sí, cuentas con dos organismos diferentes.

En cuba ha tenido lugar algo que no ocurre todos los días, y es que si ya de por sí, la tortuga laúd con su boca escalofriante es un raro ejemplar, las tortugas siamesas que han nacido en la isla no lo son menos. Estas se han convertido en una auténtica atracción y se trata de dos jicoteas, también llamadas tortugas pintadas o escurridizas.

Estas fueron encontradas en la ciudad de Pinar del Río tal y como informó el diario Granma. Este periódico recoge que el reptil tiene dos cabezas, cuatro patas en la parte delantera, dos en la parte trasera, dos colas, pero un único caparazón.

Fue Osvaldo López Romero estomatólogo y un gran aficionado a la pesca el que dio con este ejemplar mientras buscaba en la tierra lombrices con las que poder pescar.

Claro está que Osvaldo se las llevó consigo hasta su casa para poder cuidar de ellas y eso que no tenía muchas esperanzas de que pudieran salir adelante: "Pensé que no se salvarían" , comentó el estomatólogo. Y es que las tortugas siamesas todavía no tenían que eclosionar.

Pero contra todo pronóstico, al día siguiente estas tortuguitas comenzaron a alimentarse, dejando sorprendidos a propios y extraños. "Muchas veces los huevos con dos embriones ni siquiera llegan a eclosionar" ya que, aún en caso de hacerlo, "la probabilidad de supervivencia es casi nula" a causa de "la competencia entre ambos individuos", por lo cual "se les hace difícil alcanzar el alimento, nadar, o trasladarse por tierra", afirmó Ihosvany García Veloz, médico veterinario de la empresa cubana para la Protección de la Flora y la Fauna.

Desde el momento en el que estas tortugas siamesas saltaron a la fama, han sido muchos los que se han interesado en ellas e incluso le han propuesto a Osvaldo el venderlas, algo a lo que este se ha negado rotundamente.

El estomatólogo quiere conservarlas hasta que crezcan un poco más y luego tienen intención de donarlas a algún acuario o institución que se encarguen de ellas de una manera más apropiada.

Fuente: RT

Escrito por Saray.P

Sin conexión
Verifique su configuración