La seda de estas arañas es cinco veces más sólida que el acero y ya se conoce el motivo
La seda de estas arañas es cinco veces más sólida que el acero y ya se conoce el motivo
La seda de estas arañas es cinco veces más sólida que el acero y ya se conoce el motivo
Leer más

La seda de estas arañas es cinco veces más sólida que el acero y ya se conoce el motivo

Un equipo de científicos ha analizado la seda de la araña ermitaña parda o marrón, una araña común en América del Norte, y han hecho un descubrimiento inesperado. Sus hilos de seda son, en realidad, cables.

La seda de la araña es famosa por ser uno de los materiales naturales más sólidos del mundo: incluso 5 veces más resistente que un cable de acero del mismo peso, pero hasta ahora no se conocía el motivo. Sin embargo, gracias a un microscopio especialmente potente, Hannes Schniepp y sus compañeros han logrado averiguar los secretos de la seda de la ermitaña parda o Loxosceles reclusa.

Un cable natural

"Esperábamos que la fibra fuera un solo bloque", confiesa el Dr. Schniepp. "Pero hemos descubierto que, en realidad, se trata de una especie de cable minúsculo". Gracias al empleo de un microscopio de fuerza atómica, percibió la presencia de bucles en el interior de la estructura del hilo. Las conclusiones de su estudio, el cual se basa en unos resultados precedentes que se obtuvieron en 2017, se han publicado en la revista ACS Macro Letters.

"Resulta que la fibra está formada por una multitud de nanohebras", explica el investigador. "Cada nanohebra es un delgado hilo formado por proteínas de un diámetro inferior a una millonésima de centímetro". Cada fibra de seda de la ermitaña parda está constituída, ni más ni menos que, por 2500 nanohebras colocadas paralelamente entre sí para formar una especie de lazo (el hilo de araña es, en realidad, más plano que cilíndrico) varios miles de veces más fino que un pelo.

De la seda de araña a la seda sintética

Se han propuesto numerosos modelos para tratar de darle una explicación a la organización estructural del hilo de araña y a su incomparable fuerza. Según Schniepp, la estructura que describe en su nuevo artículo constituye el modelos más simple y elegante de los principales. "Pensamos que el secreto de la seda de la reclusa parda reside, principalmente, en las nanohebras individuales".

"Entender las propiedades de la seda de la ermitaña parda a nivel molecular nos proporciona, no solo un mayor conocimiento sobre uno de los materiales más resistentes de la naturaleza, sino también una trayectoria para la confección de otros materiales sintéticos", subraya Mohan Srinivasarao. Efectivamente, desde hace años, la seda sintética es un Grial para los científicos, los cuales tratan de analizar lo más de cerca posible las técnicas de fabricación de las arañas.

Escrito por Alejandra G.

Sin conexión
Verifique su configuración