KFC: en un informe, la empresa admite que algunos de sus pollos sufren graves inflamaciones
KFC: en un informe, la empresa admite que algunos de sus pollos sufren graves inflamaciones
KFC: en un informe, la empresa admite que algunos de sus pollos sufren graves inflamaciones
Lire la vidéo
Leer más

KFC: en un informe, la empresa admite que algunos de sus pollos sufren graves inflamaciones

La cadena de comida rápida admitió en un informe de julio de 2020, que gran parte de sus aves de corral procedentes de granjas británicas e irlandesas, padecen enfermedades por el entorno en el que crecen los animales.

Algunos de los pollos criados por KFC en Gran Bretaña no son saludables. Así lo ha reconocido la cadena de comida rápida en un informe publicado en julio de 2020, en el que se cuenta que algunos de ellos sufren varias patologías, inflamaciones como la dermatitis plantar (que impide a las aves caminar correctamente). Un tercio de las aves de corral estarían afectadas.

Animales que sufren

Los pollos utilizados en los restaurantes KFC, que proceden de granjas británicas e irlandesas, presentarían así rastros que permiten reconocer estas enfermedades, como las lesiones presentes en las patas, que se deberían a una mala ventilación o gestión de su camada.Prueba de la inactividad de los animales, algunos también sufrían quemaduras en el corvejón a causa del amoníaco que emana de los desechos de las otras aves.

"Hay que avanzar mucho"

Aunque la noticia no es especialmente edificante, el gigante del pollo frito ha sido elogiado por varias organizaciones de protección de los animales por este esfuerzo de transparencia sin precedentes. La directora de la campaña de World Animal Protection, Lindsay Duncan, dijo que KFC tenía

"Mucho que avanzar, pero estamos muy contentos de que hayan publicado este nivel de datos públicos y de transparencia por el que ahora pueden rendir cuentas".

Con este informe, KFC adopta un enfoque decididamente positivo para el futuro. La empresa, que tuvo que cambiar su eslogan durante la crisis de Covid-19, ha anunciado que a partir de ahora se unirá al Compromiso por un Pollo Mejor (BCC), cuyo objetivo es mejorar el bienestar de las aves proporcionándoles más espacio vital y un entorno más rico.

KFC también trabajará con sus proveedores de aves de corral para que se decanten por razas de crecimiento más lento, menos propensas a las enfermedades y que, por tanto, utilizan menos antibióticos. Los pollos actuales son razas de crecimiento rápido que sólo tardan 30 días en alcanzar el peso de sacrificio. Otra alternativa podría ser el uso de pollo "vegetariano" que la cadena ha lanzado recientemente y que es cada vez más habitual.


Además