Encuentran enterrado un lobato de más de 50 000 años en un estado excepcional en Canadá

Encuentran enterrado un lobato de más de 50 000 años en un estado excepcional en Canadá

En Yukón, Canadá, un grupo de investigadores han descubierto el cuerpo momificado de un joven lobato que murió hace 50 000 años. Su cadáver, muy bien conservado, aún mantiene pelaje, piel y tejidos musculares. Un descubrimiento especialmente inusual para los especialistas.

Varias semanas después de anunciar el descubrimiento del cuerpo de un potro de 40 000 años en Siberia, el cadáver de otra criatura sale a la luz un joven lobato que se remonta a varias decenas de miles de años. Descubrieron su cuerpo perfectamente conservado en la región de Klondike, situada en el territorio canadiense de Yukón y ya conocida por la famosa fiebre del oro que allí comenzó en el siglo XIX.

A propósito, fueron los trabajadores de una mina de oro los que encontraron el cachorro de lobo. El descubrimiento data, en realidad, de 2016, pero acaba de ser expuesto durante una ceremonia que se ha celebrado en la ciudad de Dawson. "Por lo que sabemos, es el único lobo momificado de la Edad de Hielo que se ha descubierto en el mundo", explicó Grant Zazula, un paleontólogo local que trabaja para el gobierno de Yukón, a CBC.

Un cuerpo en un estado de conservación extraordinario

Según los análisis realizados, parece que el lobezno murió hace más de 50 000 años. Una edad más que respetable si tenemos en cuenta el estado de conservación en el que se encuentra. El mamífero apareció perfectamente conservado, lo cual es un hecho especialmente fuera de lo común. Mantenía el pelaje, la piel y los tejidos musculares, y, además, mostraba detalles excepcionales en la cabeza, la cola e, incluso, las patas.

Elsa Panciroli, una paleontóloga de la Universidad de Edimburgo citada por The Guardian comentó que: "Los huesos de los lobos que se remontaban a la Edad de Hielo son relativamente frecuentes en Yukón, pero encontrar a un animal conservado con su piel y su pelaje es, simplemente, excepcional [...]. Es un evocador vistazo al mundo durante la edad de hielo". Este estado de conservación se debe, sin duda alguna, al entorno del lobato.

Hace más de 50 000 años, el Yukón parecía una amplia tundra seca donde evolucionaban distintos animales como los famosos mamuts lanudos. El clima frío y seco ayudó a preservar el cuerpo, incluidos la piel y el pelaje, del joven lobezno, el cual murió con unas 8 semanas, según las estimaciones. Sin embargo, aún se ignora la causa de su fallecimiento.

Un lobo y un caribú ricos en información

El lobato no es la única criatura que se ha descubierto en esa región. Poco antes de este último, en 2016, se encontró otro espécimen enterrado de unos 80 000 años, según las estimaciones: un joven caribú que también presentaba su piel, pelaje y tejidos musculares. No obstante, el animal no apareció completamente preservado, el cadáver conservaba la cabeza, el torso y los miembros inferiores, eso sí, intactos. 

Leer más
El asqueroso motivo por el que un investigador deja crecer larvas de mosca en su brazo

Tanto el cuerpo del lobo como el del caribú se han confiado a los científicos, los cuales esperan aprender más sobre ellos a través de análisis, sobre todo, genéticos. El objetivo es obtener información sobre la causa de la muerte, su régimen alimentario, su estado de salud y, también, su edad. Muchos elementos que podrían ayudar a conocer cómo evolucionaron estos animales en su entorno. 

Los especialistas también quieren compararlos con las especies actuales para saber más sobre su origen y la forma en la que están emparentados, ya que tanto los lobos como los caribúes son animales que siguen evolucionando en la región de Yukón. "Estos restos son muy evocadores, pues nos permiten realizar una conexión casi cara a cara con animales de hace decenas de miles de años, pero que aparentan ser mucho más recientes", concluyó Thomas Highman, experto en dataciones arqueológicas en la Universidad de Oxford.

 

• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse