El salto de casi un metro de un tiburón blanco para comerse a un científico

El salto de casi un metro de un tiburón blanco para comerse a un científico

Quería encontrarse con el animal para grabarlo más de cerca, pero de buenas a primera, vio pasar muy de cerca la mandíbula de un gran tiburón blanco que iba directa a por él al pasar a muy pocos centímetros de su lado. 

Aunque la experiencia que Greg Skomal tiene con los tiburones es bastante amplia, lo cierto es que el susto que se llevó de este tiburón blanco seguro que nunca antes le había ocurrido. 

Todo tuvo lugar la semana pasada cuando en un viaje de investigación que encabezaba el propio Skomal para la Atlantic White Shark Conservancy. Fueron algunos pescadores los que dieron la voz de alarma al avistar varios tiburones blancos en la bahía de Cabo Cod, por lo que enseguida Greg, todo un experto en este animal como ya hemos dicho, se lanzó a la mar para verlo de cerca. 

Leer más
Una mujer recibe un buen castigo por intentar hacerse una foto con un tiburón

Con un simple palo y una GoPro, Skomal fue hasta el púlpito del barco para poder sumergir la cámara en el agua y así poder capturar imágenes del tiburón, pero lo que consiguió fue todo lo contrario. Bajo esas aguas turbias, el animal fue el que encontró al científico y se lanzó a por él con la boca abierta dispuesto a darle un buen bocado. ¡Míralo por ti mismo en el vídeo!

Las reacciones de Greg Skomal sobre el salto del tiburón

No es la primera vez que vemos a un gran tiburón blanco saltar desde el agua a una gran altura,  pero el terrorífico salto de metro y medio de este tiburón en la costa de la bahía de Cabo Cod es digna de la película Tiburón, que por cierto se rodó en el mismo lugar.

El momento de esta acción fue grabado por el capitán del barco y el vídeo ha corrido como la pólvora por las redes sociales. 

Las mandíbulas del animal estuvieron muy próximas de los pies del científico. "De la nada, miré hacia abajo y vi la boca abierta de un tiburón blanco mirando directamente hacia mí, a literalmente menos de un metro del púlpito", explicó Greg Skomal al Boston Globe. "Fue muy excitante eso seguro", añadió. 

¿Cuáles eran las intenciones del tiburón?, para Greg hay dos opciones. Una de ellas es que actuó en defensa propia: "quizá enseñar sus dientes antes de alejarse era su forma de defenderse, parte de mi cree que eso es lo que pasó".

La otra teoría es que tenía claramente la intención de comérselo, pero añadió un pequeño matiz: "el animal estaba en modo caza. Pudo interpretar mi reflejo, mi sombra, o lo que fuera a través del agua como una presa potencial, y por eso se lanzó a por mí".

Para el científico marino, esta ha sido sin duda una de las mejores experiencias de su vida. "No todo el mundo puede decir que un tiburón blanco ha saltado a por ellos cuando estaban en un púlpito a un metro del agua", asegura Skomal, que no se cansa de ver las imágenes una y otra vez. Y nunca vio peligrar su vida: "ese púlpito es muy resistente", como una jaula externa explicó.   

• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse