¿El ratel, el animal más agresivo del mundo?

También conocido como el "tejón de la miel o tejón melero", el ratel, que pertenece a la misma familia que los hurones y los tejones, es un animalito aparentemente lindo... pero puede ser bastante feroz. Te explicamos por qué.

¿El ratel, el animal más agresivo del mundo?
Leer más
Leer más

Si te hablan de los animales más agresivos del planeta, es probable que mencione la mamba negra, una especie de tiburón, los leones, las hienas o los cocodrilos... Pero es poco probable que mencione el ratel, que sin embargo es un peligroso depredador.

Este mustélido coriáceo de dientes afilados se encuentra desde el norte de la India hasta la Península Arábiga, pero también se encuentra en el África subsahariana (excepto en Madagascar). Prospera en una gran variedad de hábitats, desde estepas hasta sabanas, matorrales y bosques.

¿Qué come el ratel?

A primera vista, nada muy desagradable: este animalito pesa apenas quince kilos, mide 75 centímetros de largo y unos treinta de alto. Nada que pueda asustar a un gato, se podría pensar... ¡equivocadamente! El ratel está considerado el animal más agresivo del mundo, y nada se le resiste.

Es omnívoro, el ratel tiene la particularidad de apreciar la miel -de ahí el nombre de su género: con sus garras de 4 centímetros de longitud de media cuando es adulto, abre colmenas para alimentarse. No actúa solo para robar el preciado néctar: trabaja de la mano de un indicador, un pájaro que lo conduce a las colmenas gracias a un canto específico. Esta curiosa colaboración se conoce como mutualismo.

El resto de la dieta del ratel consiste en otras criaturas, principalmente presas capturadas a ras de suelo, como termitas, lagartos, escorpiones, roedores, serpientes (incluso venenosas) y otras lombrices. Bajo tierra, utiliza sus largas garras para desenterrar a sus presas, pero el ratel no duda en atacar a animales mucho más grandes: liebres, ñus e incluso leones o guepardos. Numerosos vídeos que circulan por Internet muestran a estos atacando a animales mucho más grandes, a veces con éxito.

Su piel, muy gruesa, la hace especialmente resistente a las picaduras de insectos, mordeduras de serpiente y ataques de gatos. Por desgracia para él, otras especies no tienen piedad en devorarlo si lo atrapan.

thumbnail
getty

El ratel es capaz de correr hacia atrás

Muy rápido y famoso por su resistencia, el ratel tiene una habilidad bastante excepcional entre los mamíferos: la capacidad de caminar -y correr- hacia atrás.

¿Cómo se puede reconocer el ratel?

En primer lugar, gracias a su pelaje bicolor: su pelo es negro en el vientre, las patas y la cola, y luego en la parte inferior de la cabeza. Por otro lado, la parte superior de su cabeza y toda su espalda son blancas.

El ratel, un animal difícil de capturar

Dado el peligro que representa, uno podría estar tentado de encerrar al pequeño mamífero: un gran error, porque el ratel es tan feroz como inteligente. La BBC ha difundido imágenes de un ratel encerrado en un recinto de malla metálica en el Parque Nacional Kruger de Sudáfrica.

Al igual que Eduardo Manostijeras, el animal consigue escapar en pocos minutos simplemente abriendo las cerraduras.

Hay un león vagando suelto por Murcia Hay un león vagando suelto por Murcia