El oso pardo asesino de los Pirineos
El oso pardo asesino de los Pirineos
El oso pardo asesino de los Pirineos
Lire la vidéo
Leer más

El oso pardo asesino de los Pirineos

Está siendo un auténtico calvario para muchos ganaderos de ambos lados de los Pirineos, ya que el solo, es el autor de casi la mitad de todos los ataques que realiza su especie en dicha zona. ¡Los vecinos están hartos!

El oso Goiat está poniendo patas arribas los Pirineos catalanes y franceses. Son muchas personas las que no pueden más con dicha situación, sobre todo muchos ganaderos que ven cómo este animal está acabando con sus animales sin que estos pueden hacer nada para evitarlo.

Cierto es que los osos son animales poco amigables para el hombre en plena naturaleza, y se han visto casos de osos que atacan a personas o que las persiguen para atraparlas si piensan que están invadiendo su territorio.

En el caso del oso pardo Goiat, ya se han contabilizado un total de 27 ataques a diferentes animales de las ganaderías cercanas: ovejas, cabras, caballos e incluso colmenas de abejas han sido atacadas por este ejemplar. Él solito contabiliza casi el 50% de los ataques de su especie en la zona.

Esta agresividad está dejando atónitos a muchos expertos. Hay que decir que este oso fue capturado en tierras eslovenas y puesto en libertad en el Parque natural del Alt Pirineu en Isil de Lleida en el año 2016 en un intento de volver a introducir esta especie de oso en dicho espacio natural. Desde las autoridades locales, no se quiere que todo el programa de reintroducción de la especie corra el riesgo de sufrir algún contratiempo por culpa de este solo ejemplar. Sobre todo después del trabajo que se ha venido realizando en estos últimos 25 años.

Hoy en día en la zona hay un total de 43 osos pardos, cuando allá por al año 1996 habían tan solo 3. Pero los que viven de su ganado también quieren mirar por sus propios intereses y esta presión que llevan ejerciendo obligó al Govern a anunciar el pasado julio que se intentaría capturar y trasladar a Goiat.

Debido a este carácter explosivo que tiene Goiat, es el único oso de los Pirineos que tiene un collar con GPS para saber en todo momento en dónde se encuentra y poder tener así bajo control, aunque ni por esas consiguen evitar sus matanzas y destrozos.

¿Existe una solución para el caso del oso Goiat?

En un primer momento se barajaban 3 opciones a cada cual más drástica. La primera era devolverlo a Eslovenia, la segunda trataba de enviarlo al santuario de osos que existe en Hungría, y por último la tercera quería terminar con su vida. Ni que decir tiene que los ecologistas se opusieron a todas ellas.

Y es ahora, justo en el momento de la invernación, que desde la administración catalana comunicaron que ninguna de las tres opciones que se habían barajado se iban a aplicar. Por el contrario, lo que se recomienda es asustarlo con gritos o bengalas.

“Cuando el oso esté localizado, se le intentará disuadir mediante gritos, voces fuertes, petardos o tiros con balas de goma en las patas traseras”, resalta el protocolo de intervención. Algo que los ganaderos consideran del todo insuficiente.


Además