El combate entre una cucaracha y la avispa que las convierte en zombies

El combate entre una cucaracha y la avispa que las convierte en zombies

Los zombis no existen solo en las películas de terror. La avispa esmeralda tiene la reputación de someter a las cucarachas a su voluntad con algunos bocados bien dirigidos al cerebro de este último. ¡Así es como se defienden!

Luchar contra las criaturas que convierten a sus víctimas en zombies suele ser algo que puedes encontrar en los videojuegos. Pero la naturaleza también está llena de sorpresas. Un investigador grabó el insólito combate entre las avispas parasitoides y las cucarachas, con el fin de analizar las técnicas de defensa de estos últimos contra su enemigo. Su artículo "Cómo no ser transformado en un zombie" es accesible en su totalidad y ha sido publicado en la revista Brain, Behavior and Evolution.

El ritual siniestro de la avispa esmeralda

La avispa esmeralda (Ampulex compressa) no es buena compañía para las cucarachas. Después de un pinchazo en el tórax que paraliza temporalmente a su víctima y le impide defenderse, pica por segunda vez en dos áreas específicas del cerebro de la cucaracha, lo que provoca un cambio en el comportamiento. 

Mientras tanto, la avispa va a cavar y construir una madriguera donde llevará a cabo el resto de su escalofriante misión. Conduce a la cucaracha aún viva a este refugio improvisado, pone un huevo que fija en la base de una de las patas de su presa y la entierra con hojas y grava. Aquí es donde comienza el verdadero horror.

Cuando el huevo se rompe, la larva va en busca de comida. Primero se alimenta de la hemolinfa (el análogo de la sangre de los vertebrados) de la cucaracha antes de entrar en su abdomen para devorarla desde dentro. Esta comida siniestra dura alrededor de un mes. Se dice que esta avispa es "endoparasitoide".

Experimentos con cucarachas y avispas

A partir de ahí, no es difícil adivinar por qué las cucarachas querrían protegerse contra tal destino. Kenneth Catania de la Universidad de Vanderbilt en Nashville, por su parte, quería estudiar sus estrategias defensivas, utilizando una serie impresionante de peleas grabadas a cámara lenta. En total, el investigador registró 55 ataques.

Leer más
El asqueroso motivo por el que un investigador deja crecer larvas de mosca en su brazo

En 28 de ellos, las cucarachas no parecieron detectar la amenaza directamente, la avispa solo requirió un promedio de 11 segundos para acercarse a ellas. Las cucarachas más vigilantes no dejaron de luchar con las patas traseras y las espinas tibiales. Diecisiete individuos lograron mantener a raya a la avispa durante tres minutos enteros, lo que Catania considera un éxito.

Las espectaculares luchas experimentales y desiguales entre las avispa y las cucarachas tuvieron lugar en un lugar cerrado, las cucarachas habrían tenido todas las posibilidades de escapar si hubieran estado al aire libre. Estas luchas les enseñan a los investigadores más sobre el comportamiento de los insectos, pero también sobre cómo las avispas logran controlar el cerebro de su víctima llegando a convertirlas en zombies.¡Increíble!

• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse