Descubre la vida de las iguanas con esta guía

Iguana : tipos de iguana, habitat y alimentación

Te traemos una guía para descubrir a las iguanas, qué tipos existen, qué comen, dónde viven y otros datos curiosos como la iguana más grande del mundo o la que cambia  de color.

Las iguanas, un reptil como mascota

La iguana es un tipo de reptil con la piel cubierta de escama que vive en las zonas tropicales de América del Sur, Centroamérica y el Caribe. El nombre de iguana procede de la palabra taína iwana y es una de las especies más antiguas del planeta, ya que sus parientes lejanos son los dinosaurios. Al principio eran herbívoras pero con la evolución se han convertido en animales omnívoros.

Las iguanas eran conocidas por los nativos americanos, y aunque los colonos españoles ya vieron algunos de estos animales no fue hasta los viajes de Charles Darwin cuando se empezaron a descubrir especies y a estudiarlas sobre 1835, en la famosa Isla de los Galápagos.

Actualmente, las iguanas pueden tenerse como mascota en casa, aunque necesitan de unos cuidados especiales y de un buen espacio donde pueda vivir.

La vida de una iguana

Las iguanas son especies de reptiles con unas características muy especiales. La temperatura corporal de la iguana suele estar entre los 29°C y 39°C durante el día y los 20°C y 25°C durante la noche.

Estos animales pueden llegar a medir hasta 2 metros de largo, aunque el tamaño más común oscila entre los 30 y los 50 centímetros. Una iguana se alimenta de frutas, de hojas y de flores, pero también comen pequeños insectos.

Una iguana puede vivir entre 10 y 15 años, aunque en cautiverio suele llegar a los 20 años de edad, debido a que sus necesidades básicas están siempre cubiertas. Este animal llega a la madurez cuando alcanza un tamaño considerable, esto es entre los 20 centímetros para las especies pequeñas y el metro y medio de longitud para las iguanas más grandes.

En cuanto a su peso, oscila entre 1 kilo y los 4 kilos para las especies de tamaño medio, aunque algunas iguanas, como la iguana verde, pueden llegar a pesar hasta 15 kilos.

Las iguanas son animales ovíparos, por lo que depositan huevos en la tierra. Esta acción la realizan durante los meses de enero y febrero, una vez que las iguanas se han apareado a finales de años. Aunque no llegan a la edad adulta hasta alcanzar una cierta edad, las iguanas pueden reproducirse desde muy temprana edad.

Una iguana hembra puede poner entre 10 y 70 huevos, y es importante que la hembra esté bien hidratada, ya que no comerá durante el proceso de deposición de huevos. Los huevos eclosionarán a los 90 y 120 días.

Algunos tipos de iguanas

Existen hasta 50 variedades de iguanas, pero aquí te presentamos las más conocidas:

-          Iguana verde: es la más común y la más utilizada para criar como mascota. Viven en Centroamérica y Sudamérica y tienen la piel de color verde intenso. Viven en zonas con una humedad de más de 70% y una temperatura media de 27 grados.

-          Iguana marina: esta iguana vive en las zonas rocosas de las Islas Galápagos y es la única especie marina. Se alimenta de algas y solo los machos se sumergen a buscar comida. Les encanta tomar el sol llegando a ralentizar su ritmo cardíaco sin ningún peligro y expulsan cristales de sal por la nariz para que no se le acumule en el cuerpo.

-          Iguana terrestre: habitan en las Galápagos y pueden ser de tres especies: una amarillo claro, otra amarillo y blanco y otra de color rosado. Estas tres especies se encuentran en peligro de extinción.

-          Iguana del desierto: miden unos 60 centímetros y habitan en rocas y en los desiertos. Son de color gris pálido.

Otras especies de iguanas son las iguanas negras, las iguanas crestadas de Fiyi o la iguana rinoceronte.

Consejos para cuidar a una iguana

Ya has visto que las iguanas viven en hábitats muy específicos con unas condiciones muy especiales que habrán de reproducirse en un terrario si se quiere tener a una iguana en perfecto estado.

Estos animales necesitan mucha luz para poder desarrollarse, pero también radiación UVB, que contiene vitamina D esencial para absorber el calcio. Existen unas lámparas de mercurio fluorescente que pueden proporcionar este tipo de radiaciones.

Puesto que viven en ambientes tropicales, también necesitan calor, sobre todo porque son animales de sangre fría. Para ello, debes colocar un termostato que haga que la temperatura aumente hasta los 27 grados, dependiendo de la especie de iguana.

El terrario deberá de ser de un tamaño considerable, no solo por el tamaño de estos reptiles sino porque tienen que tener espacio suficiente para moverse y descansar, algo esencial para su felicidad.

Respecto a los objetos, deberás reproducir lo más exacto posible su hábitat. Para eso, deberás colocar troncos y piedras donde pueda estar, así como plantas y objetos donde puedan trepar. Algunas plantas que puedes poner son: la acacia el aloe, el bambú, el cardo, el árbol de jade y el diente de león. No olvides crear algunos escondites, ya que son bastante miedosas. Esto les ayudará a sentirse seguras y a protegeré cuando se sientan amenazadas.

Si tu iguana no come sola, probablemente es que no se sienta a gusto en el terrario. Prueba a cambiar algunas cosas e infórmate sobre las condiciones que debe tener dependiendo de tipo de iguana que tengas.

Algunas curiosidades sobre las iguanas

Para saber si una iguana es hembra o macho se suelen tener en cuenta una serie de cambios morfológicos que ocurren en los machos: abultamientos paralelos en la cabeza, aumento del tamaño de la cresta dorsal, los músculos que contraen la mandíbula son grandes, dos pequeños abultamientos detrás de la cloaca (testículos) y los poros femorales aumentan de tamaño.

Las iguanas pueden llegar a medir tamaños de hasta 2 metros de longitud. El tipo de iguana más grande del mundo suelen ser las iguanas verdes, llegando a pesar los 7 kilos de media.

Respecto a la piel, las iguanas pueden cambiar de color dependiendo de la situación en la que se encuentren. Así, una iguana en celo puede tener la piel anaranjada mientras que si está estresada el color de la piel suele ser oscuros como café, gris o negras. Este cambio de color indica que una iguana puede morir, por lo que habrá que atender a sus necesidades.

Por último y sorprendentemente, en algunos países como México, Panamá, El salvador y Colombia, la iguana es una delicatesen que procede de la gastronomía precolombina, aunque la caza del animal suele estar prohibida por el peligro de extinción. Y si no, que se lo digan al Top Chef de El Salvador en el que se cocinó una iguana.

• Javier de la Rosa