¿Cómo enseñar a mi perro a quedarse solo en casa?

Si a los perros se les da poca libertad y vigilancia durante sus primeras semanas, pueden desarrollar una serie de problemas de comportamiento, cómo hacer sus necesidades dentro, mordisquear, escarbar o ladrar continuamente.

Para evitar esto, se deben seguir una serie de normas cuando estás con el perro en casa y ciertos procedimientos cuando te vas.

¿Cómo enseñar a mi perro a quedarse solo en casa?
Leer más
Leer más

Lo primero es ejercitar a tu perro, sacarle de paseo cada día, con tiempo, dedicación y jugar con él fuera para que libere energía y se descargue. Así cuando se quede en casa, podrá descansar plácidamente.

Ten cuidado y no lo vuelvas excesivamente dependiente de ti. Cuando estés en casa con él debes dedicar tiempo a jugar con él y a hacerle mimos, pero también debes dejar tiempo para que se entretenga solo, mientras tú haces otras cosas.

Asimismo, ignoralo cuando te vayas de casa y cuando llegues. Tienes que enseñarle que el hecho de que te vayas y vuelvas es una cosa que no tiene importancia y que no tiene que celebrarlo o preocuparse.

Otra cosa importante es no reñirle por cada cosa que haga, porque eso le creará desconfianza, estrés crónico y dependencia de su dueño, porque aunque sea atención negativa, es atención de todas formas.

Lo que debes hacer es ser ejemplo de tranquilidad y seguridad para tu perro y cumplir siempre la misma rutina. Así, se adaptará muy pronto a estar solo, porque sabrá que aunque te vayas, siempre vas a volver. Para acostumbrarlo, puedes empezar saliendo de casa ratos cada vez más largos, hasta que salgas el tiempo que estás fuera habitualmente.

Es conveniente que le des de comer antes de irte, porque después de comer tendrá sueño y podrá echarse una siesta mientras no estás. También es importante que tenga un lugar donde acurrucarse y sentirse seguro, donde pueda refugiarse cuando tú no estés.