5 motivos por los que humanizar a tu perro es maltrato animal

Consentir demasiado a los perritos es una mala práctica. Humanizarlos va en contra de su naturaleza y puede tener consecuencias perjudiciales para su salud, e incluso es considerado en muchas partes como maltrato animal.

5 motivos por los que humanizar a tu perro es maltrato animal
Leer más
Leer más

En casos extremos, la humanización de las mascotas puede ser un acto de crueldad y de maltrato animal. De acuerdo con César Millán, uno de los expertos en conducta animal más conocidos del mundo, cuando humanizamos a un perro lo alejamos de su instinto animal y lo desorientamos. Esto puede traer consecuencias muy graves, tanto físicas como psicológicamente. Algunas de ellas son:

Estrés

Llevar al perro siempre en brazos es privarlo del ejercicio físico, algo que acarreará nefastas consecuencias para su salud física y mental. Un perro necesita correr, pasear, olfatear, jugar a la pelota, etcétera. Si se le niegan estas necesidades básicas, se estresa y se pone nervioso.

Problemas para socializar

Un can sobreprotegido rara vez tiene oportunidad de convivir con los de su propia especie, así que al toparse con otros perros, puede asustarse o ponerse agresivo.

Mala conducta

Precisamente porque no puede sacar su energía de forma natural, el perro humanizado tiende a caer en conductas obsesivas, por ejemplo: destruir cosas, morderse su propia cola o pata, aullar todo el día, etc.

Ansiedad

Cómo viven pegados a sus dueños, los perros humanizados sienten angustia y abandono si llegan a quedarse solos, aunque sea solo un ratito.

Sobrepeso

Consentir en exceso y compartir tu comida con tu peludo amigo puede ser fatal para su salud, ya que su sistema digestivo es más delicado y no está preparado para comer los mismos alimentos, mucho menos si son procesados.