Angina roja: tratamiento, duración, contagio, síntomas

Angina roja: tratamiento, duración, contagio, síntomas

Qué es la angina roja, cómo curarla, sus síntomas, cuánto dura,¿es contagiosa? La angina roja es una inflamación aguda de la garganta. Muy contagiosa, se manifiesta por una mucosa particularmente roja. ¿Cuál es su tratamiento? Y, ¿cómo curarla?

Qúe es la angina roja y qué tipos hay

La angina roja es, por definición, una inflamación aguda de la garganta. La mucosa que recubre las amígdalas y la laringe está particularmente roja después de la infección. Esto es lo que la diferencia de la angina blanca.

Hay dos tipos de angina roja. La angina eritematosa, o angina roja catarral, afecta esencialmente a los niños de menos de 10 años. En algunos casos excepcionales puede complicarse en un absceso periamigdalino. Es decir, un absceso susceptible de provocar un trismo, una contracción de los músculos masticadores que provoca un bloqueo de la mandíbula.

La angina roja estreptocócica es más peligrosa, ya que puede conducir a un reumatismo articular agudo, una enfermedad rara de las vías respiratorias altas. Además de una inflamación de las amígdalas, se añaden vómitos y dolores de cabeza. Puede provocar numerosas complicaciones en los riñones, en las articulaciones y en el corazón.

Causas de la angina roja

La angina roja es más a menudo de origen viral. Puede ser la consecuencia de otra enfermedad infecciosa como el sarampión, la rubeola o la escarlatina. En ese caso sólo se trata de un síntoma entre otros.

Algunas bacterias también pueden ser responsables de la aparición de la angina roja. La más frecuente es el estreptococo beta-hemolítico del grupo A (SGA), pero puede tratase de un estafilococo, un meningococo o un neumococo. El origen bacteriano es más raro pero con consecuencias más graves.

Es imprescindible practicar una prueba de diagnóstico rápido (PDR) para determinar el origen de la angina y curarla de manera eficaz con el tratamiento adecuado. Esto consiste en un estudio de las células recogidas en las amígdalas con la ayuda de un bastoncillo.

Los síntomas y signos de la angina roja

La angina roja se manifiesta por una coloración roja en las amígdalas y en la faringe, así como dolores agudos en la garganta, especialmente durante la deglución.

También se observa a menudo fiebre, dolores de cabeza, una inflamación de los ganglios y tos.

Tratamiento: ¿cómo se cura una angina roja?

El tratamiento de la angina roja depende del origen de la enfermedad. En caso de angina viral, los síntomas desaparecen por sí mismos en cuestión de días. Por lo tanto, el tratamiento es sintomático: antipiréticos contra la fiebre y analgésicos contra los dolores.

También se necesita una antibioterapia en el cuadro de una angina bacteriana. Es importante seguir el tratamiento hasta el final, para evitar una recaída y el contagio de los familiares.

Cómo prevenir la angina roja

La angina roja se transmite con el contacto con otra persona que esté infectada. Por lo tanto, como para cualquier otra enfermedad que se puede contagiar, hay que evitar un contacto directo con el enfermo. Pero también es muy importante que la persona infectada tome una serie de precauciones como lavarse las manos y preste atención, además de cubrirse la boca y la nariz para evitar contagiar la angina roja con sus estornudos

Remedios caseros para las anginas rojas

Para las anginas rojas existen una serie de remedios o tratamientos caseros que pueden ayudar a aliviar el dolor de la inflamación de la garganta inflamada. Eso sí, siempre consultando previamente a tu médico, sobre todo si se trata de niños. 

¿Qué se debe hacer? Lo mejor son las gárgaras hechas con agua tibia y sal, con bicarbonato de sodio, vinagre, agua oxigenada o árnica. Todos estos compuestos son fantásticos para aliviar el dolor de garganta gracias a su acción bactericida, desinfectante, y antimicrobiana. 

Además de estos remedios caseros para aliviar las anginas rojas también se pueden tomar como complementos el ibuprofeno o la nimesulida, siempre con prescripción médica. Algunos tés o jugos también son muy buenos para calmar la garganta. 

Ahora te mostramos cómo preparar algunos de estos combinados para aliviar el malestar que causan las anginas rojas:

-Gárgaras con agua tibia y sal: la preparación es muy sencilla. Se debe añadir una cucharada de sal en un vaso lleno de agua tibia y luego mezclar bien para que la sal termine diluyéndose. Después las gárgaras, haciendo un máximo de tiempo posible, y escupiendo luego el agua. Debes hacer el mismo procedimiento otras dos veces. 

-Gárgaras con bicarbonato de sodio: Añade una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza con agua tibia, después mezcla hasta que el bicarbonato termine diluido. Debes hacer gárgaras lo máximo que puedas y terminar escupiendo, volviendo hacerlo otras dos veces más. 

-Gárgaras con manzanilla: dos cucharaditas de hojas y flores de manzanilla dentro de una taza de agua hirviendo, y tapándola durante unos 10 minutos. Luego se debe colar antes de empezar a hacer las gárgaras. Se debe repetir otras dos veces más, además, es mejor que el té sea uno nuevo cada vez que se vaya a realizar. 

-Gárgara con árnica: una cucharadita de hojas secas de árnica dentro de una taza de agua hirviendo y cubriendo durante 10 minutos. Colar y hacer gárgaras durante el máximo de tiempo posible, escupir el té y repetir otras dos veces más. 

-Gárgaras con agua oxigenada: se añaden dos cucharadas de agua oxigenada en un vaso de agua mezclando para diluir bien. Después se llevan a cabo las gárgaras durante todo el tiempo que se pueda, escupir y volver a hacerlo otras dos veces más.  

-Gárgaras con vinagre: se deben añadir cuatro cucharadas de vinagre y otras cuatro cucharadas de agua en una taza y hacer el máximo posible de gárgaras antes de escupirlo. 

Leer más
¿Es la masturbación buena para la salud?

Para que estas gárgaras sean efectivas contras los dolores de garganta, es primordial que se hagan al menos dos veces cada día, mientras las anginas rojas persistan. Si por el contrario tiene pus en la garganta, puede que le cueste más hacer estas gárgaras, por lo que sería mejor la ingesta de medicamentos, siempre con la supervisión del médico.  

Para los niños menores de 6 años no es recomendable, ya que estos podrían tragarse la solución aumentando así el malestar de la garganta. y lo mismo para las personas mayores. 

Macarena Simal
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse
Sin conexión
Verifique su configuración