Alzheimer: síntomas, fases, tratamiento, causas
Alzheimer: síntomas, fases, tratamiento, causas

Alzheimer: síntomas, fases, tratamiento, causas

La enfermedad del alzheimer es una enfermedad neurodegenerativa incurable que provoca lesiones en el cerebro. Evoluciona con el tiempo en diversas fases y sus principales síntomas son la pérdida de memoria y la demencia.

Alzheimer: Definición de la enfermedad

La enfermedad del Alzheimer es una patología neurodegenerativa que llega al tejido del cerebro e implica una pérdida progresiva e irreversible de algunas facultades mentales, en particular la memoria.

Las causas de la enfermedad del alzheimer no son conocidas, pero su comprensión ha mejorado bastante en los últimos años. Dos tipos de lesiones en el cerebro, derivadas de una degeneración y de una inflamación cerebral, se han puesto igualmente de manifiesto. Hay que tener en cuenta, al hablar del alzheimer diversos factores de riesgo como la vejez o el carácter hereditario.

La enfermedad del alzheimer es el tipo de demencia más avanzada en el ser humano. Representa el 65% de los casos registrados y afecta principalmente a las personas mayores. De manera menos frecuente, la enfermedad de alzheimer puede ser precoz.

Alzheimer: síntomas y fases

La enfermedad del alzheimer se ha desarrollado bastante a lo largo del tiempo. A pesar de que su evolución es diferente en cada paciente, podemos dividirla en varias etapas distintas.Una vez detectada la enfermedad, la esperanza de vida oscila entre los 8 y 12 años.

A continuación te presentamos las fases del alzheimer:

- Fase Inicial:

Se empiezan a manifestar los primeros síntomas. Estos síntomas se basan principalmente en problemas cognitivos como la pérdida de memoria, generalmente a corto plazo. Esto implica en la mayoría de los casos, olvidar información aprendida hace relativamente poco o una fecha importante. Es bastante habitual en el paciente, hacer la misma pregunta varias veces en intervalos cortos de tiempo.

- Fase Moderada:

La memoria continúa deteriorándose y el enfermo pierde poco a poco su autonomía. Tiene dificultades para tomar decisiones, problemas de coordinación, problemas para llevar a cabo actividades cotidianas o bruscos cambios de humor. Es en esta fase de la enfermadad del alzheimer en la que los cuidados se vuelven frecuentes.

- Fase Avanzada:

El paciente se encuentra en fase terminal y se vuelve completamente dependiente. Es en esta etapa donde la enfermedad de alzheimer se convierte en mortal. Las causas de la muerte se deben en la mayoría de los casos a factores externos , como una neumonía.

Alzheimer: diagnóstico ¿Qué test para esta enfermedad?

Desgraciadamente, solo un tercio de los enfermos reciben tatamiento. De hecho, a día de hoy, la enfermedad sigue siendo muy difícil de diagnosticar.

Los tests neuropsycológicos son la mejor herramienta actualmente, para revelar las deficiencias en las facultades cognitivas de los pacientes. Se trata de tests mentales pero igualmente de escritura, de orientación y de visión. El médico puede igualmente proceder a la realización de exámenes biológicos a partir de las muestras de sangre o de orina. Esto permite eliminar la posibilidad de que los síntomas detectados provengan de otra patología como la anemia, la diabetes o el ACV.

A pesar de que la enfermedad de alzheimer se diagnostica en la mayoría de los casos de manera tardía, numerosos estudios se están realizando para encontrar tests que permitan detecta el alzheimer en una fase inicial, precoz, cuando la degeneración no está todavía muy avanzada.

Alzheimer: tratamientos contra la enfermedad

La enfermedad de alzheimer es a día de hoy incurable y el declive cognitivo que provoca no puede ser invertido. Sin embargo, existen medicamentos capaces de relentizar su evolución y atenuar los síntomas como los fármacos anticolinesterásicos (durante la fase inicial) y los que regulan el sistema glutamatérgico (durante las fases moderada y avanzada).

La eficacia de los tratamientos de alzheimer médicos no se pueden evaluar hasta los 3 o 6 meses y ésta va a diferir dependiendo del paciente. Es por lo tanto muy complicado encontrar el tratamiento que corresponde a cada paciente con alzheimer. Los médicos consideran además, que, a parte de los medicamentos, el ejercicio físico así como la estimulación cognitiva o un régimen equilibrado permitirían retrasar la evolucion de la enfermedad del azheimer.

Escrito por Ana Blasco
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración