Vapeo: una fumadora de 18 años comparte su calvario en las redes socialesVapeo: una fumadora de 18 años comparte su calvario en las redes sociales
Vapeo: una fumadora de 18 años comparte su calvario en las redes sociales
Leer más

Vapeo: una fumadora de 18 años comparte su calvario en las redes sociales

Una estudiante americana de 18 años ha compartido su terrible historia en las redes sociales. Aficionada al vapeo desde hace 3 años, se encuentra en el hospital desde el pasado julio, víctima de una grave enfermedad pulmonar.

El cigarrillo electrónico, que ya era sospechoso de ser el origen de más de 200 casos de enfermedades pulmonares graves detectadas durante el verano de 2019 en Estados Unidos, está hoy en día en el centro de una nueva polémica al otro lado del Atlántico.

“Tenía tanta fiebre que mi cerebro ya no funcionaba con normalidad”

En una publicación de Facebook del pasado 4 de agosto, Maddie Nelson, una estudiante de 18 años originaria de Utah, explica cómo el vapeo, según ella, ha puesto su salud en peligro. El pasado julio, la joven tuvo que ir a urgencias, quejándose de fuertes dolores en el bajo vientre, fatiga crónica, fiebre y dificultad para respirar.

Tres años después de haber dejado los cigarrillos “clásicos” por su equivalente electrónico, se ha dado cuenta de que su estado empeora rápidamente, a pesar de su hospitalización. “Mi temperatura estaba tan alta que mi cerebro ya no funcionaba. Pensaba que me quedaría en el hospital una noche pero me tuve que quedar cuatro. Y no fue más que el principio”, ha explicado a la cadena local Fox 13.

Una historia compartida para concienciar a la gente

Los médicos llevaron a la chica a un coma inducido con el fin de realizar unos exámenes complementarios. Y el diagnóstico fue rápido: los pulmones de Maddie están gravemente afectados, pues sufre de una neumonía eosinofílica aguda. Una enfermedad que, de acuerdo con los médicos, podría ser una consecuencia del vapeo intensivo de Maddie, pero aún no hay forma de confirmarlo formalmente.

A pesar de haber salido del coma, Maddie no acaba de salir del apuro, y ha querido compartir su historia mediante una larga publicación que puedes ver más arriba, acompañada del hashtag #stopthevape, con el fin de incitar a sus conocidos a dejar los cigarrillos electrónicos, según informa el New York Post.

Escrito por Rayzza Burgo
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración