Un pueblo sevillano “quema” a la asesina del pequeño Gabriel
Un pueblo sevillano “quema” a la asesina del pequeño Gabriel
Un pueblo sevillano “quema” a la asesina del pequeño Gabriel
Leer más

Un pueblo sevillano “quema” a la asesina del pequeño Gabriel

La muerte de "El Pescaíto" ha sido uno de los casos más mediáticos en España de los últimos tiempo. El dolor de la sociedad española también se ha visto teñido en muchos casos de odio, mientras que la madre de Gabriel pedía todo lo contrario.

¿De qué se trata la "Quema de judas”?

La semana Santa de Sevilla tiene fama mundial, pero resulta que en un pueblo de dicha provincia, Coripe, todos los Domingos de Pascuas organizan la ya tradicional “Quema de Judas”.

La fiesta consiste en introducir gasolina en el interior de un muñeco de paja, que tiene forma humana, para después dispararle hasta prenderle fuego.

La persona afortunada para darle “vida” a este personaje suele ser alguien famoso que haya tenido un mal comportamiento durante el año. Los encargados de seleccionar a dicha persona son los padres y madres del AMPA, que este año se han decantado por Ana Julia Quezada.

¿Qué ha ocurrido en la representación?

Tras seleccionar a Ana Julia, la asesina confesa del pequeño Gabriel, el AMPA quiso caracterizar al muñeco de paja con la misma ropa que había utilizado Ana durante la búsqueda del niño. Al mismo tiempo que le pusieron su característico pelo negro.

Una vez que todo había sido debidamente confeccionado, se formó un corrillo donde decenas de personas empezaron a disparar a la muñeca de Ana Julia. Insultos racistas fueron lanzados por los allí presente y en presencia de menores.

¿Qué reclama la asociación?

Se ha denunciado ante la Fiscalía de Delitos de Odio lo ocurrido en Coripe. La asociación "Movimiento contra la Intolerancia" considera que lo sucedido supone un delito contra las libertades y derechos fundamentales según dicta el Código Penal.

Repaso del asesinato de Gabriel

En Las Hortichuelas en Almería, todavía siguen consternados desde lo sucedido el pasado 27 de febrero, donde el pequeño Gabriel desapareció mientras estaba pasando unos días en casa de su abuela.

Pero sin duda, lo que encogió el corazón a todos fue saber que la supuesta asesina era alguien muy cercano a la propia familia. Ana Julia Quezada se declaró culpable del homicidio de “El Pescaíto”, una vez que la Guardia Civil la encontró con el cadáver del pequeño en el maletero de su coche.

A día hoy, Ana Julia espera conocer su sentencia tras ser arrestada el 11 de marzo y ser puesta a disposición judicial.

Mientras, en España se han abierto muchos debates en torno a este caso: si la detenida debería cumplir con la prisión permanente o no, o por el contrario, si debería cumplir condena en su país de origen.

Todo esto también ha generado una ola de odio y racismo nunca antes vista en el país. Muchas personas han aprovechado para sacar toda la rabia acumulada, pero equivocándose en el mensaje empleado.

Escrito por S.Mora
Última modificación

Sin conexión
Verifique su configuración