Un primer estado prohibirá el "stealthing", una práctica asimilada a la violación

Los parlamentarios californianos aprobaron un proyecto de ley para ilegalizar la práctica conocida como "sigilo", asimilada a una agresión sexual

Un primer estado prohibirá el "stealthing", una práctica asimilada a la violación
Leer más
Leer más

El "stealthing" muy pronto caerá bajo el golpe de la ley en California. Según información transmitida por el medio británico The Guardian el jueves 9 de septiembre, miembros del parlamento estatal de la Costa Oeste estadounidense, conocido por su progresismo en temas sociales, votaron un proyecto de ley para ilegalizar esta práctica, que consiste en eliminar su condón durante el acto sexual sin avisar a su pareja y asimilado a una agresión sexual. El texto está ahora en manos del gobernador local, Gavin Newsom.

"No sólo inmoral sino también ilegal"

En detalle, si el gobernador de California validara este proyecto de ley llamado AB-453, el texto modificaría el código civil de California, permitiendo a las víctimas demandar a los perpetradores y reclamar daños, pero no modificaría el código penal estatal, por lo que los perpetradores podrían no ser condenado a penas de prisión.

Actualmente, los legisladores de Nueva York y Wisconsin están trabajando en proyectos de ley similares. Pero es California la que está a la vanguardia en este tema, como acogió la parlamentaria local Cristina García, en el origen del texto y que viene pidiendo un proyecto de ley de este tipo desde 2017. En Twitter, el electo declara que el proyecto de ley ". indica claramente que el "stealthing" (…) no solo es inmoral sino también ilegal " .

Una de cada tres mujeres

El problema parece mucho mayor de lo que uno podría imaginar y no solo concierne a las mujeres como víctimas: según un estudio publicado en 2018, una de cada tres mujeres y uno de cada cinco hombres ya han sido víctimas de "stealthing". Otro artículo de 2019 revela que el 12% de las mujeres de 21 a 30 años dicen tener una pareja que se dedica a esta práctica.

En España el "stealthing"no se considera por el momento delito pero si hay condena

Como ocurre en el resto de países esta práctica no se encuentra ni se considera delito ya que no esta recogida en el Código Penal “no constituye delito de agresión sexual al no concurrir los requisitos de violencia o intimidación que exige el artículo 178 del Código Penal". Sin embargo, en Mayo del 2019 el poder judicial informó que el Juzgado de Instrucción 2 de Salamanca ha condenado a un hombre en España por esta práctica.

El hombre se encontraba en su domicilio particular junto a la mujer, y tras acordar ambos mantener relaciones sexuales con empleo en todo caso de preservativo, y en el curso de las mismas, tras hacer uso de un primer preservativo y colocarse otro, él se quitó el segundo preservativo sin conocimiento ni acuerdo previo por parte de ella, y continuaron las relaciones sexuales entre ambos con penetración.

La mujer denunció los hechos al percatarse de lo sucedido esa misma noche. Pese a que esta práctica no esta recogida, los hechos probados y según el apartado 1 del artículo 181 del Código Penal Español "el que, sin violencia o intimidación y sin que medie consentimiento, realizare actos que atenten contra la libertad o indemnidad sexual de otra persona, será castigado, como responsable de abuso sexual, con la pena de prisión de uno a tres años o multa de dieciocho a veinticuatro meses".

De esta forma el hombre fue condenado a una pena de 12 meses de multa a razón de 6 euros de cuota diaria, es decir, 2.160 euros. Además, de sufragar la cantidad de 900 euros a la mujer como indemnización por todos los daños y perjuicios causados.