¿Qué está pasando con el independentista catalán Puigdemont?

Carles Puigdemont es arrestado en Italia tras su huida de España, después de haber adjudicado el referéndum que buscaba la independencia de Cataluña.

¿Qué está pasando con el independentista catalán Puigdemont?
Leer más
Leer más

El eurodiputado independentista y expresidente catalán Carles Puigdemont fue detenido el jueves por la noche en Cerdeña y este viernes estaba a la espera de una vista ante la justicia italiana para determinar si lo extradita o no a España, donde sigue procesado por su papel en el intento de secesión de 2017.

Esta detención ha enfurecido a los independentistas catalanes, y que el nuevo presidente regional de Cataluña, Pere Aragonés, un separatista de tendencia más moderada que el señor Puigdemont, condenó en Twitter "la persecución y represión judicial".

"Suficiente. La amnistía es el único camino. La autodeterminación es la única solución. A tu lado Carles", dijo.
Pere Aragonés getty

Carles Puigdemont sigue siendo buscado por la justicia española, que le acusa de "sedición" y "malversación de fondos públicos".

Ya que desde marzo del 2018, Puigdemont fue detenido por primera vez a petición de España, esta vez en Alemania. Pero fue liberado unos días más tarde después de que los tribunales alemanes retiraran el cargo de "rebelión" que se le imputaba en España, y que desde entonces se ha recalificado como "sedición".

Según el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez:

"La detención del señor Puigdemont corresponde a un procedimiento judicial en curso que se aplica a cualquier ciudadano de la UE que tenga que responder ante los tribunales",

añadiendo también que el señor Puigdemont debería:

"someterse a la acción de los tribunales como cualquier otro ciudadano".

Riesgo de una nueva crisis

Independentista en Cataluña getty

El intento de secesión de Cataluña en octubre de 2017 fue una de las peores crisis de España desde el fin de la dictadura franquista en 1975.

A pesar de la prohibición judicial, el gobierno regional presidido por el Sr. Puigdemont celebró un referéndum de autodeterminación, que se vio empañado por la violencia policial y al que siguió, unas semanas después, una declaración de independencia que nació muerta.

El gobierno español, dirigido entonces por los conservadores, reaccionó poniendo la región bajo tutela y deteniendo a los principales líderes del movimiento que no habían huido al extranjero.