Olas de calor a 50 °C, noches tropicales... La alarmante previsión de Météo France para 2100
Olas de calor a 50 °C, noches tropicales... La alarmante previsión de Météo France para 2100
Olas de calor a 50 °C, noches tropicales... La alarmante previsión de Météo France para 2100
Leer más

Olas de calor a 50 °C, noches tropicales... La alarmante previsión de Météo France para 2100

Escrito por Irene M.F.

Las nuevas proyecciones realizadas por Météo France advierten de las consecuencias del calentamiento global de aquí a 2100.

¿Cómo se reflejarán las consecuencias del calentamiento global en los próximos años y décadas? Para responder a esta pregunta, que con razón preocupa cada vez más a nuestra sociedad, Météo France, en colaboración con el Instituto Pierre Simon Laplace (IPSL) y el Centro Europeo de Investigación y Formación Avanzada en Informática Científica (Cerfacs), ha elaborado nuevos modelos de proyección climática de aquí a 2100, recogidos en el informe Drias 2020.

Sobre la base de estas proyecciones, se han elaborado tres escenarios para el final del siglo.

El escenario pesimista

En esta proyección, denominada RCP 8.5, que refleja los efectos del cambio climático si aumentan las emisiones de gases de efecto invernadero, el calentamiento llegaría a 3,9 °C en comparación con el clima actual, y hasta 6 °C en verano.

Entre las consecuencias de este aumento estarían los episodios casi continuos de olas de calor durante la época estival, y las noches cada vez más tropicales. Esto podría dar lugar a olas de calor entre cinco y diez veces mayores, algunas de las cuales podrían durar hasta dos meses en las regiones más cálidas, hasta 50 °C.

En el norte del país, las noches tropicales, aquellas cuya temperatura no desciende por debajo de los 20 °C, serán cada vez más numerosas y podrían alcanzar un número entre treinta y cincuenta cada año. Si a esto le añadimos otros 10 días de sequía estival, las olas de frío se vuelven casi inexistentes incluso en invierno.

Las cadenas montañosas, especialmente los Alpes y los Pirineos, se verían muy afectadas por estos cambios, con la desaparición gradual de la nieve.

El escenario intermedio

Éste, denominado RCP 4.5, es mucho menos pesimista que el anterior y tiene en cuenta una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a partir de mediados de siglo. La evolución de las temperaturas se estabilizaría entonces en +2 °C en 2100, ligeramente por encima del objetivo fijado por los acuerdos de París.

Pero también en este caso las previsiones son preocupantes: entre tres y cuatro veces más olas de calor y entre 15 y 25 días de noches tropicales en el norte de Francia. Las lluvias intensas serían más frecuentes, a diferencia de las heladas, que serían extremadamente raras, al igual que las olas de frío. También se prevén cinco días adicionales de sequía cada año en este escenario.

El escenario optimista

El RCP 2,6 implica en particular que se respeten los acuerdos de París, con un aumento de la temperatura de entre 0,6 y 1,4 °C.

Desde este punto de vista, las sequías se estabilizarían, o incluso serían más raras, las olas de calor seguirían duplicándose en 2100 y las noches tropicales también aparecerían en Francia a pesar de todos los esfuerzos realizados.

El número de días de ola de frío o de heladas se reduciría a la mitad, y las precipitaciones intensas tenderían a aumentar, como en los otros dos escenarios. ¿Cómo se puede explicar que esos efectos se produzcan a pesar de la neutralidad de carbono, que se alcanzaría en torno a 2070?

"Estos cambios incorporan los cambios climáticos que ya se produjeron a principios de siglo. De aquí a 2040, los cambios son inevitables y ya están en juego debido a nuestras emisiones de gases de efecto invernadero", explicó Patrick Josse, Director de Climatología y Servicios Climáticos de Météo France, en el oeste de Francia. "Las decisiones que se tomen ahora van a cambiar realmente la segunda mitad del siglo, y supondrán grandes diferencias en los distintos escenarios".


Sin conexión
Verifique su configuración