Los cinco cambios a los que nos tendremos que acostumbrar en "vacaciones" de verano
Los cinco cambios a los que nos tendremos que acostumbrar en "vacaciones" de verano
Los cinco cambios a los que nos tendremos que acostumbrar en "vacaciones" de verano
Leer más

Los cinco cambios a los que nos tendremos que acostumbrar en "vacaciones" de verano

Aunque todavía no podemos hablar a ciencia cierta de cómo serán exactamente los meses de verano después de la cuarentena, sí que podemos hacernos una idea de las posibilidades. Pensamos que estas serán algunas de las medidas propuestas.

A pesar de ser imposible conocer las medidas de seguridad y las restricciones que impondrá el gobierno (y con necesidad), es muy probable que estas cinco cosas cambien radicalmente. Lo que sí es seguro, es que este verano va a ser como ningún otro que hayamos vivido.

1. Turnos para ir a la playa

El China llevan años turnándose para utilizar automóviles y combatir la polución disminuyendo el índice de contaminación. El método que utilizan es que ciertas matrículas estén asignadas a poder circular días específicos de la semana. Pues bien, esto podría aplicare a un estado post-cuarentena y con personas. Así podríamos salir todos e ir a la playa, solo que no todos a la vez.

2. Mamparas de playa

Es posible que la instalación de mamparas de plástico sea una de las medidas a tomar para evitar el contagio entre personas al ir a la playa. Ya que no es fácil controlar dónde se posiciona la gente, esto pondría una solución. Una empresa italiana ya está trabajando en ello.

3. Prohibición de meterse al mar

Una de las maneras de propagarse el virus es mediante los vientos marinos, así que casi seguro que no podremos disfrutar del agua para refrescarnos, lo cual disuadirá a muchos de ir a la playa en primer lugar.

4. Pulseras para ir a restaurantes

Los expertos y los hosteleros están pensando en maneras de poder relanzar los negocios sin poner en peligro a la gente. Están barajando la posibilidad de poner pulseras a los comensales en los restaurantes, para que en el caso de que uno tenga el virus, se pueda identificar quién ha estado expuesto.

5. Sin extranjeros

Se espera que el sector turístico sea uno de los más afectados de esta pandemia. Por ello, sobre todo en España, notaremos grades diferencias de nuestros veranos habituales. Tal vez se parezca más a el verano de los años 70, yendo en coche a sitios próximos.

El verano de 2020 tendrá que plantearse de otra manera. Tal vez sea el momento de darnos cuenta de la belleza que está más próxima a nosotros, sin tener que escaparnos a la otra punta del mundo. Turismo local, menos aglomeraciones y vacaciones tranquilas son lo que podemos esperar.

¿Pasaremos el verano rodeados de mamparas? Twitter @M_ReyesGuevara
Escrito por Andrea DP

Sin conexión
Verifique su configuración