La vacuna AstraZeneca se administrará a mayores de 60 años en España: ¿Qué pasa si tengo la primera dosis?

A partir del 8 de abril, la vacunación AstraZeneca quedará limitada a las personas entre 60 y 65 años. Las personas que ya han sido vacunadas se preguntan qué pasará con la primera dosis.

La vacuna AstraZeneca se administrará a mayores de 60 años en España: ¿Qué pasa si tengo la primera dosis?
Leer más
Leer más

Hace una semana, España retomaba la vacunaciónAstraZeneca contra la Covid sin ningún límite de edad. Sin embargo, desde el 8 de abril se suspende en todas las personas menores de 60 años.

España aprueba la decisión de limitar la AstraZeneca

La Agencia Europea del Medicamento (EMEA) habría confirmado un “posible vínculo” entre la vacunación con el antígeno anglo-sueco y los casos de trombosis.

España ha decidido suspender la vacunación a los menores de 60 años y posiblemente, limitarla a las personas entre 60 y 65 años. Esta decisión ha sido respaldada por casi todas las comunidades autónomas en la que solo Madrid ha votado en contra.

En otros países como en Reino Unido, se desaconseja su administración a las personas menores de 30 años, de este modo los ensayos médicos de esta vacuna en niños han sido suspendidos. En la UE aún no se ha logrado un consenso sobre este asunto.

Así lo confirmaba en una rueda de prensa la ministra de sanidad, Carolina Darias:

Con la información disponible a fecha de hoy, y por un principio de precaución, se recomienda utilizar la vacuna de AstraZeneca en personas a partir de los 60 años

¿Qué sucede con las personas que han recibido la primera dosis?

A día de hoy, dos millones de personas en España de diferentes grupos de edad ya habrían recibido la vacuna AstraZeneca. Esta es la segunda vacuna más administrada en España por detrás de la de Pfizer.

En este caso se contemplan dos opciones, administrarles una dosis de otra vacuna o simplemente quedarse con la primera dosis que tiene una eficacia del 70%. Por el momento, no hay nada establecido sobre ello.

A pesar de todo, la EMEA no quiere alertar a la población y afirma que los beneficios de la vacuna contra la Covid superan en gran medida a los riesgos.