Juego de Trenes: La guerra por la alta velocidad ha comenzado con mucha creatividad
Juego de Trenes: La guerra por la alta velocidad ha comenzado con mucha creatividad
Juego de Trenes: La guerra por la alta velocidad ha comenzado con mucha creatividad
Leer más
Leer más

Juego de Trenes: La guerra por la alta velocidad ha comenzado con mucha creatividad

Ouigo se estrena en España como competencia de Renfe, empresa que ha mantenido el monopolio de los viajes en tren más de 80 años. Esta es la bienvenida que le ha dado, y la respuesta que ha tenido.

Se acabaron los largos años de dominio único de Renfe en los viajes de alta velocidad para larga distancia. La compañía francesa Ouigo comienza a operar en la línea Madrid - Barcelona- Figueras, entrando en competencia directa con los patos de la empresa pública española. En una acción de marketing de guerrilla, la española ha optado por dar la bienvenida a la competencia con una campaña viral: Juego de Trenes en la que asegura que no les tienen miedo.

Por supuesto, la empresa francesa no se ha quedado atrás, y ha publicado una respuesta digna de la ‘provocación’. “Querido @Renfe: encantados de unirnos al #JuegoDeTrenes #LetsPlay”, publica en su perfil de Twitter, con pulla incluida: “Entendemos que jugar solo 80 años puede acabar siendo aburrido”

Mensaje, que a su vez, ha contado con su correspondiente réplica, apuntando hacia el desembarco de Renfe en Francia: Queridos @OUIGO_Es ahora el #JuegodeTrenes hay que llevarlo a Francia también”

El efecto boomerang que Renfe no previno

Como toda campaña viral, si la fuente no cuenta con una buena reputación, corre el riesgo de generar una pequeña crisis de comunicación. Así le ha pasado a Renfe. Aun cuando la iniciativa ha contado con buenas críticas desde el sector de la publicidad, los usuarios la han vuelto a utilizar para reclamar una mejora en los servicios, frecuencias, alcances y precios.

Especialmente en este último aspecto es donde se espera que la lucha sea más encarnizada, a tenor de las tarifas de unos y otros como publica un usuario.

Otros por el contrario, practican el nacionalismo económico:

Y quienes critican que en las ‘líneas rentables’ haya más oferta mientras que en la España interior y en la propia Francia, no se cuente con un servicio estable.

Sin embargo, tampoco la compañía gala se queda fuera de las críticas. En especial de aquellas estaciones en las que habitualmente hay parada del AVE como en el caso de Guadalajara y Lérida, que no resultan atractivas económicamente para Ouigo.

Eso sí, también hay quien ya pide que se cubran más líneas históricas como la de Madrid-Sevilla.


Además