Rinofaringitis

La rinofaringitis es una infección viral de las vías respiratorias. Muy contagiosa, se trata de la primera causa de consulta médica para los bebés y los niños pequeños. Sin embargo, es benigna y se trata con mucha facilidad.

Definición de rinofaringitis aguda: contagiosa en bebés

La rinofaringitis aguda es por definición una infección bacteriana de las vías respiratorias, en la faringe y en las cavidades nasales. Por lo general es benigna pero es muy contagiosa. La rinofaringitis es muy frecuente en los niños pequeños, especialmente en bebés, a partir de los seis meses. De hecho, su sistema inmunitario todavía no es maduro y se defiende con menos eficacia.

En caso de contaminación, la mucosa de la nariz se hincha y produce grandes cantidades de secreciones líquidas, lo que puede taponar la nariz. Se contabiliza que hay más de 200 virus que pueden ser la causa de la rinofaringitis.

La rinofaringitis y sus síntomas

La rinofaringitis tiene síntomas similares a los del resfriado. El dolor de garganta es el primero en aparecer, seguido muy a menudo de una fiebre moderada (por debajo de los 39 ºC). A continuación aparece una secreción nasal, una tos ligera y dolores de cabeza. En los casos raros, también se pueden observar náuseas y vómitos.

Por lo general, los síntomas persisten entre 7 y 10 días antes de desaparecer. Por lo tanto, no es obligatorio consultar a un médico. Sin embargo, en ausencia de tratamiento, algunos niños pueden desarrollar varias complicaciones bacterianas, como una otitis media, una laringitis, una sinusitis o una bronquitis.

La rinofaringitis y su tratamiento

En la mayoría de los casos, la rinofaringitis no requiere tratamiento, ya que se cura por sí misma. Por lo tanto, el tratamiento tiene como objetivo disminuir los síntomas para limitar las molestias. El médico puede prescribir paracetamol para el dolor de garganta, antipiréticos para la fiebre y descongestionantes para aliviar la congestión nasal. Sin embargo, estos últimos están desaconsejados para los niños pequeños y se les recomendará una solución salina.

Los medicamentos para el tratamiento de la rinofaringitis contra el resfriado son controvertidos, ya que no mejoran la curación y también están contraindicados para los niños menores de 15 años. La toma de antibióticos se utiliza únicamente en caso de complicaciones bacterianas y no tiene ninguna utilidad para curar la infección viral.

Se recomienda descansar bien en un lugar tranquilo, no demasiado caliente ni húmedo. Hay que hidratarse bien bebiendo como mínimo dos litros al día. Se aconsejan caldos calientes e infusiones.

Publicado por , el