vago

Entre el trabajo, las aficiones, los niños y todos los aparatos a los que nos conectamos, vivimos a 100 por hora. Cada vez es más difícil tomarse un tiempo para hacer una pausa. Y, cuando finalmente decidimos desconectar, no hacer nada durante un momento, nos llega el sentimiento de culpa. Pero, tenemos una buena noticia que darte: descansar es bueno para el cerebro y...¡hasta vital!

Publicado por , el