huella

Basta con colocar nuestro dedo en cualquier parte para dejar nuestro sello personal: la huella dactilar. Pero ¿por qué dejamos tanta marca en lo que tocamos? La respuesta la encontramos en lo que se esconde en la punta de los dedos.

Publicado por , el