El paradójico fenómeno que desencadenó la última Edad de hielo

El paradójico fenómeno que desencadenó la última Edad de hielo

Un equipo de científicos americanos ha identificado el acontecimiento que probablemente originó la última Edad del hielo que tuvo lugar hace 12.800 años. Según ellos, se trata del impacto de una multitud de fragmentos de un cometa de 100 km de diámetro. Esto provocó incendios por toda la Tierra y redujo a cenizas millones de hectáreas de bosques. Su denso humo habría impedido que una parte de los rayos solares llegasen a la Tierra y eso provocó un brusco enfriamiento.

Hace 12.800 años, la Tierra pudo salir de la Edad del hielo que la tenía petrificada desde hacía casi 100.000 años. Los glaciares cubrían una gran parte de su superficie desde hacía cien milenios, pero todo cambió con el aumento progresivo de las temperaturas.De repente, un "grano de arena" bloqueó la máquina bien engrasada de recalentamiento, sumergiendo de nuevo a nuestro planeta en el intenso frío durante diez siglos más. Un "grano de arena", o más bien una catástrofe, comparable con la que eliminó a la gran mayoría de dinosaurios hace 66 millones de años. Eso es lo que acaban de desvelar los investigadores americanos de la universidad de Kansas, en un estudio publicado en dos partes en el "Journal of Geology", una revista científica editada por los servicios de prensa de la universidad de Chicago.Los científicos creen que el famoso "grano de arena", responsable de la prolongación de la Edad de hielo, es un cometa. Y, no cualquier cometa. Se trataría de un cuerpo celeste de unos cien kilómetros de diámetro, dividido en varios fragmentos. El conjunto de impactos en el suelo terrestre habría provocado una multitud de incendios por todo el planeta, que redujeron a cenizas el 10% de la superficie de los continentes.
• Javier de la Rosa
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse