Un penalti de lo más original

Un penalti de lo más original

Este jugador polaco nos deja una genialidad que no podíamos esperar ninguno, y menos aún el portero.

Los penaltis, esa pena máxima en el fútbol que cuando la pitan a favor de tu equipo ya saboreas las mieles del gol, pero que cuando es en contra de tus intereses vives comiéndote las uñas hasta que se ejecuta.

En todos estos años de la historia del fútbol hemos visto penaltis de todos los colores habidos y por haber, como en las imágenes de este vídeo, pero si ponemos algunos ejemplos seguro que encontramos algunos casos bastante extravagantes.

Por ejemplo como cuando el portero del F.C. Sydney consiguió engañar por completo al lanzador de la pena máxima, al indicarle el lado por que iba a detener el balón y así ocurrió. 

Pero si hay un penalti mítico e histórico, ese la pena máxima a lo panenka. Muchos son los que se han atrevido con esta técnica, pero no todos salen victoriosos, como Ian Henderson, un jugador británico de la tercera división inglesa. 

Tras fallar el penalti a lo panenka, dejó pasar el balón en el rechace para que uno de sus compañeros que venía por detrás pudiera introducir el balón al fondo de las redes. 

Lo dicho, muchos se han atrevido a ejecutar una pena máxima de esta manera, pero solo los más decididos salen con éxito del intento. ¿Cómo hay que llevarla a cabo? La técnica consiste en golpear el balón para que este entre en la portería por encima del portero, es decir, con una vaselina. 

El primero en lanzar un penalti a lo panenka

Fue en la Eurocopa de 1976 cuando fuimos testigos de la primera vez que un jugador se animó a ejecutar un penalti de esta manera. Durante una tanda de penaltis, tras haber finalizado el partido con empate a dos goles entre Checoslovaquia y la de Alemania Federal, Antonín Panenka escribió su nombre en los libros de historia del fútbol. 

Los penaltis en la MLS en los años 90

Pensamos que los penaltis siempre se han lanzado de la misma forma en todas las competiciones  a nivel mundial, pero nos equivocamos. En la década de los 90 en la Major League soccer, la Liga americana, pudimos ver cómo ejecutaban las penas máximas de una manera bastante divertida y diferente. 

No había que colocar el esférico en el punto de penalti, y para poder anotar había que pegarse una buena carrera, ya que los futbolistas tenían que ir con el balón hasta el área contraria para intentar engañar al guardameta rival, como se hace en el hockey sobre hielo. 

Este formato se utilizó en la Major League Soccer para desempatar partidos, ya que se decidió que estos no podían terminar en empates. Se trataba del ‘Shoot out’, que habían copiado de hockey sobre hielo, en el que cinco jugadores, que solían ser los más habilidosos de cada equipo, debían superar al guardameta rival partiendo desde los 32 metros de distancia y con solo 5 segundos de tiempo. 

Este formato duró de 1996 a 1999 ya que daba la sensación que los aficionados estaban viendo un entrenamiento antes que una decisiva tanda de penaltis, dado el bajo nivel de los delanteros que tenía la liga por aquel entonces. 

• Ana Blasco
Leer más
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse