Estafilococos

Los estafilococos son las bacterias responsables de infecciones y enfermedades. El más común es el estafilococo dorado. Muy contagioso, su tratamiento es extremadamente difícil.

Definición: ¿qué es el estafilococo aureus?

Los estafilococos son por definición bacterias de tipo coco, responsables de numerosas enfermedades. Se contabilizan unas cuarenta especies de estafilococos, entre los cuales el más común es estafilococo aureus o simplemente estafilococo dorado.

Se encuentra en la primera fila de los gérmenes que provocan infecciones nosocomiales (contraídas en el hospital). También se puede citar al estafilococo blanco (staphylococcus epidermidis) y el staphylococcus saprophyticus.

A diferencia de lo que se podría creer, las personas con una buena salud pueden tener un estafilococo. Se estima en 3 de cada 10 personas el número de portadores sanos de la bacteria. Más a menudo se muestra benigna pero puede provocar graves complicaciones en los huesos, los pulmones o el corazón.

El estafilococo se encuentra en el medioambiente (agua, suelo, aire, alimentos, objetos) pero también en la epidermis y en las mucosas. Por lo general, la bacteria coloniza primero la nariz antes de extenderse a las demás partes del cuerpo a través de las manos, especialmente las regiones húmedas (axilas, zona genital).

Los estafilococos y sus síntomas

Los estafilococos pueden ser la causa de diferentes tipos de infecciones. Por lo tanto, en los estafilococos, los síntomas se manifiestan de manera diferente según el caso. En el cuadro de una infección cutánea, como los forúnculos, los foliculitis o el impétigo, la piel se vuelve roja, se hincha y duele. Los granos llenos de pus aparecen en la ingle, las nalgas o los brazos.

En el caso de una intoxicación alimentaria, se observan en el paciente dolores abdominales, náuseas y vómitos, calambres estomacales y diarrea. En los casos más graves, las bacterias entran en el flujo sanguíneo y proliferan. Es lo que se conoce como una septicemia, o infección de la sangre. Esto provoca una fuerte fiebre, dolores de cabeza, dolores musculares y a veces un shock tóxico potencialmente mortal.

Formas de transmisión de los estafilococos

Existen varias formas de trasmisión. Extremadamente resistentes, los estafilococos pueden trasmitirse de un individuo a otro, especialmente en caso de infección de la epidermis, pero también a partir de objetos contaminados por la bacteria como las toallas, las fundas de almohadas o los teléfonos.

El contagio también puede tener lugar por medio de la ingestión de alimentos en los que las bacterias proliferan y han liberado toxinas.

Los estafilococos y su tratamiento

Hay que estar atento para prevenir la aparición de estafilococos, ya que una vez infectado, es muy complicado librarse de ellos. Por eso es importante lavarse las manos con regularidad, sobre todo en el ámbito hospitalario.

Para luchar contra los estafilococos, el tratamiento se basa en la realización de un antibiograma que permite determinar el tipo de bacteria responsable de la infección y elegir la mejor respuesta antibiótica. El tratamiento antibiótico se toma por vía oral durante 7 o 10 días.

En el caso de un estafilococo dorado, se recurre al uso de la penicilina M (meticilina, oxacilina). Las infecciones cutáneas pueden curarse más a menudo con una buena higiene local y con la toma de antisépticos y antibióticos locales.

Publicado por , el