cerebro

Un nuevo estudio sugiere que el ser diestro o zurdo no solo depende de nuestro cerebro. La médula espinal y, más concretamente, la actividad genética que se desarrolla en ella tendrían un papel muy importante.  

Publicado por , el