volcanes

Un estudio reciente ha permitido investigar las erupciones volcánicas de los últimos 2.000 años. Para hacerlo, unos científicos han analizado los depósitos de sulfato presentes en varios casquetes polares de la Antártida.

Las mayores erupciones de los últimos 2000 años han dejado marcas indelebles en las profundidades de los casquetes glaciares de la Antártida. Gracias al análisis minucioso de los restos del polvo de sulfato que se encuentra en el hielo, los científicos han sido capaces de investigar en profundida la historia de las eruciones volcánicas que sucedieron a lo largo de este periodo de tiempo.

Los investigadores, bajo el mando de Michael Sigl y Joe McConnell de Desert Research Institute de Nevada (DRI), estudiaron 26 casquetes polares en 19 emplazamientos diferentes de la Antártida. Los resultados desmuestran que al menos hubo 116 erupciones volcánicas que sucedieron a lo largo de los dos últimos milenios.

Según el estudio publicado en la revista Nature Cliamte Change, fueron unos fuertes fenómenos geológicos los que liberaron montones de polvo de sulfato que terminó llegando al Polo Sur.

Publicado por , el