sueño

A todo el mundo le gusta soñar, pero poca gente puede dominar los sueños lúcidos, estos sueños que se pueden controlar tanto como quiera uno. Este vídeo desvela el secreto para hacer lo que quieras con tus sueños.

Soñar es una experiencia fantástica, rara y sorprendente, todo a la vez. Pero imagínate que pudieras tomar el control y elegir exactamente qué hacer en el mundo de los sueños, en el que los límites son tu imaginación. Esa es la premisa sobre sueños lúcidos que presenta este vídeo.

Este nombre se lo dio en 1867 el escritor francés Léon d'Hervey de Saint-Denys. "Lúcidos", ya que se trata de estar consciente mientras sueñas. Saber que estamos soñando permite controlar tus propios movimientos, y también lo que estás soñando. Los que son capaces de hacerlo afirman poder razonar con claridad, recordarlo todo a la mañana siguiente y, sobre todo, reaccionar con voluntad propia.

Pero como debes estar pensado, poder soñar con lucidez no es tan fácil. Hay que practicar para conseguirlo.

Cómo soñar con lucidez

Lo primero es tener un diario de sueños. Deja una libreta al lado de la cama. Hay que practicar y escribir en ella en cuanto te despiertes, incluso en medio de la noche. Intenta describir tus sueños lo más precisamente que puedas. Conocer bien tu mundo onírico y tener ganas de recordar los sueños puede dar lugar a soñar con lucidez a menudo.

Un sueño lúcido implica tener consciencia de lo que soñamos.  Para conseguirlo, puedes acostumbrarte a ver si sueñas o no. Haciéndote, por ejemplo, la pregunta "¿acaso estoy soñando?". A base de practicar, tu cerebro hará esta misma comprobación mientras estás durmiendo, por lo que hay una gran probabilidad de que lo haga cuando pasa algo raro. En cualquier caso, serás consciente de que estás dormido, por lo que el sueño lúcido comenzará.

También existe una técnica para soñar con lucidez mediante una inducción mnemotécnica, es decir, utilizando la memoria. Para ello, deberás repetir varias veces antes de dormir una frase tal que "la próxima vez que sueñe, seré consciente de ello". Cuando estés durmiendo, vuelve a pensar en el último sueño de que te acuerdes con nitidez, e imagínate lo que habrías hecho de haber estado consciente.

Publicado por , el