¿Qué comen y dónde viven los lobos?

¿Qué comen y dónde viven los lobos?

Características físicas, hábitat, alimentación, sus aullidos… El lobo es un animal social por naturaleza, ya que vive y caza en manada. Este se comunica con aullidos, gruñidos y los gemidos. Conoce el mito del “lobo solitario” o por qué los lobos aúllan a la Luna.

Características físicas de los lobos El lobo es un mamífero carnívoro. Su pelaje externo, también denominado guardia, puede adquirir diferentes tonalidades como el marrón o el rojizo, combinados con oro o de color blanco o negro. Esta diversidad de tonalidades permite que en una misma camada haya mucha variedad en su pelaje. La mudanza de este pelo ocurre durante la primavera y el invierno.

Sus orejas son redondeadas y tiesas. Tiene colmillos afilados de hasta 6 cm y un olfato cien veces superior a los humanos los cuales les son muy útiles a la hora de cazar.

Además,  son animales territoriales y para demostrarlo orinan en determinadas áreas, delimitando su territorio. 

¿Qué comen y dónde viven?

Los lobos tienen una dieta básica a base de carnes, es decir, son carnívoros. Se alimentan de otros animales como ovejas, cerdos, cabras o ciervos. También pueden alimentarse de mamíferos marinos como las ballenas varadas y las focas.

Estos animales son muy variados por lo que tienen diversos hábitats y distribuciones por todo el mundo. No solo viven en bosques espesos, sino que también pueden vivir en cualquier sitio en el que haya alimento. 

Unas especies viven en los bosques de Estados Unidos, ya que allí pueden encontrar gran variedad de animales pequeños para alimentarse. Otros viven en el Ártico, donde casi no viven animales por las frías temperaturas. Sin embargo, la mayoría de lobos los encontramos en la helada tundra de Alaska y Canadá, alejados de los humanos pero con el inconveniente de la falta de alimentos.

Estructura social

Los lobos son animales sociales por naturaleza, ya que cazan en manada y viven en grupo.  Tienen una estructura social que rige la manada y en la cumbre se encuentra el macho alfa  y la hembra beta. Estos gozan de mayores libertades dentro del grupo y son responsables de resolver conflictos como el mantenimiento de la unidad o el control de los alimentos. 

El nivel más bajo es el lobo omega el cual tiene la función de ofrecerse como presas en los momentos de juego, y calma al resto de la manada en los conflictos. Es considerado como la “oveja negra” de la manada y es el que come el último.

El resto de lobos, menos dominantes, se comportaran de forma sumisa: lamiendo el hocico del líder, encogiendo el cuerpo, agachando la cabeza…

¿Por qué aúllan los lobos?

El aullido no es el único medio de comunicación que usan para expresarse los lobos entre sí. Además, estos animales pueden usar otros medios de comunicación de corto alcance como los ladridos, gruñidos y gemidos.

Los ladridos pueden ser de tipo ofensivo o defensivo, dependiendo de la situación. También pueden ser usados para retar a otros lobos. Por otro lado, los gruñidos son utilizados para transmitir dominación o un enfrentamiento. Por último, los gemidos son signos de sumisión o saludo amistoso entre los miembros de la manada.

Los principales motivos por los que los lobos aúllan son: llanto desesperado para reunir a la manada, avisar al resto de la manada donde están y alejar a otros lobos de los territorios de la manada.

Concretamente, ¿Por qué los lobos aúllan a la Luna? Algunos expertos han demostrado que la Luna no ejerce ninguna influencia sobre el aullido de los lobos. Sino que la única razón por la que aúllan de noche es porque son animales nocturnos y aprovechan a cazar a sus presas en la oscuridad. Además, levantan la cabeza hacia el cielo, produciendo un efecto acústico el cual le permite extender el aullido más lejos. De esta forma, usan el aullido como una forma de comunicación a larga distancia.

El mito del “lobo solitario”

Entre los animales se originan conflictos entre diferentes rangos, provocando que los lobos sean expulsados de la manada. Estos pasan a tener sus propias reglas, convirtiéndose en un “lobo solitario”.

Cuando el lobo deja de tener el apoyo de su manada, le provoca una falta de sentimiento de pertenencia a un grupo y de apoyo social. Esto se debe a que los animales cazan y viven en grupo. Por lo tanto, es más exitosa la caza cuando se lleva a cabo en grupo, actuando la manada como uno solo y con un objetivo común: derribar a su presa.

¿Por qué no se puede cruzar un perro y un lobo?

En otros países los cruces entre perros y lobos son muy comunes, incluso aumentan por la posibilidad de conseguir la belleza de un animal salvaje y uno dócil.

Sin embargo, se da todo lo contrario, ya que el animal sufre un importante desequilibrio en su carácter. El experto Cesar Millán, ha advertido sobre este difícil equilibrio, ya que provoca continuas luchas internas entre su instinto salvaje y su lado dócil. Estos desequilibrios pueden llevarles incluso a lastimar a personas u otros animales.

Quieren que esos perros sean más grandes pero los hay sin la necesidad de realizar un cruce entre un perro y un lobo. Sino que se lo digan al perro más grande del mundo, que entro en el libro Guinnes de los Récords. 

¿Qué diferencias hay entre un coyote y un lobo?

Los lobos y los coyotes comparten muchos rasgos en común. Ambos son miembros de la familia de los perros, concretamente de la familia de los genus canis. 

Parecen muy similares a primera vista pero los lobos son más grandes y pesados que los coyotes. Los lobos y los coyotes son criaturas altamente sociales, pero los coyotes han desarrollado una forma de caza más solitaria, ya que cazan animales más pequeños.

Otra diferencia, que encontramos es que los coyotes tiene una habilidad increíble para adaptarse a una gran variedad de hábitats, incluso en las aéreas urbanas.

Tanto los lobos como los coyotes, aúllan para comunicarse, ya sea para coordinar la caza o para localizar a miembros de la manada. 

• Javier de la Rosa
Recibe lo mejor de Gentside todos los días en tu correo electrónico
Suscribirse